¿Qué sigue para López tras orden de captura?

¿Qué sigue para López tras orden de captura?

El Tribunal Supremo de Justicia ordenó la captura contra uno de los principales líderes de la oposición en Venezuela, Leopoldo López, quien desde el pasado martes se encuentra por fuera de su residencia donde cumplía una sentencia con el beneficio de casa por cárcel.

López, quien salió de su vivienda con la ayuda del presidente interino de ese país, Juan Guaidó, y algunos integrantes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), ayudó a liderar la denominada Operación Libertad, en la que millones de venezolanos salieron a las calles para intentar sacar del poder a Nicolás Maduro.

López se alojó en esta casa diplomática el martes en la noche con su hija Federica, quien tiene 15 meses, y su esposa, Lilian Tintori. Precisamente, ayer Tintori, denunció que su vivienda fue allanada y robada por parte de agentes al servicio de Maduro.

“Estoy en condición de huésped así voy a permanecer”, aseguró López en una rueda de prensa

¿Lo pueden capturar?

Su padre, Leopoldo López Gil, tiene la ciudadanía española y venezolana, y es candidato a las elecciones del Parlamento Europeo que serán en mayo.

Al preguntarle al abogado constitucionalista Leonel Ferrer si esta detención podría darse, el jurista asegura que desde el ámbito formal, “él aparece como un prófugo de la justicia porque estaba cumpliendo una pena antes de haberse ‘fugado’, según la visión del régimen”.

Sin embargo, destaca que desde el punto de vista material, “es una muestra de la represión de Maduro. No es un criminal, sino el preso político más emblemático que tiene el régimen que fue condenado en un proceso amañado”.

Ahora está bajo la potestad del gobierno de Pedro Sánchez otorgarle refugio o asilo, pero el mandatario español podría encontrarse ante una encrucijada: está en un proceso en el que intenta lograr una coalición que le permita formar gobierno tras las elecciones generales del pasado 28 de abril y un sector del Congreso de Diputados (encabezado por el izquierdista Pablo Iglesias de Unidos Podemos) tiene una ideología cercana a la del régimen de Maduro.

No obstante, al finalizar la tarde de ayer el Gobierno español afirmó en un comunicado que no tiene intención de entregar al régimen al líder opositor. Sánchez aseguró que “confía en que las autoridades venezolanas respeten la inviolabilidad de la residencia del embajador español” y aseguró que López está en el lugar por cuenta propia.

Leopoldo, quien es líder de Voluntad Popular, fue llevado preso por liderar las protestas de 2014 contra el régimen de Nicolás Maduro.

FUENTE EL COLOMBIANO