SANTOS: LEJOS, PERO CERCA DEL DEBATE POLÍTICO

SANTOS: LEJOS, PERO CERCA DEL DEBATE POLÍTICO

Si bien el expresidente Juan Manuel Santos no lo ha hecho de manera directa, miembros de su anterior equipo de gobierno sí han salido a defender su legado y a contradecir las cifras sobre el desfinanciamiento del presupuesto de 2019 que ha esgrimido la nueva administración.

Esto, para tratar de no romper tan la promesa que hizo en los últimos días de su gobierno, de dejar gobernar a su sucesor y no meterse en asuntos de la política nacional. Ese fue su último dardo al expresidente Álvaro Uribe Vélez, que desde que entregó el poder, en 2010, ha sido protagonista del debate político nacional.

Y como el Gobierno del presidente Iván Duque, ante la presión ciudadana por resultados, la baja aprobación en las encuestas y los problemas de gobernabilidad en el Congreso, empezó a ser más enfático en mostrar cómo recibió el país, el equipo Santos seguirá saliendo al ruedo, en su nombre, y en cualquier momento el propio mandatario entrará de manera directa, porque está al tanto de todo y desde lejos da línea a sus cercanos.

Cobro de la paz con la Farc
El expresidente Santos, quien hace dos semanas recibió en Irlanda otro premio de paz, se ha dedicado a visitar universidades e instituciones en Estados Unidos, donde está radicado, en las que da testimonio como Premio Nobel de Paz y motor del Acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc.

Este fin de semana, con motivo de los dos primeros años de su firma en el Teatro Colón, y ante las críticas que le siguen haciendo desde el Gobierno y el uribismo porque el posconflicto quedó desfinanciado, las disidencias siguen creciendo y el país quedó “inundado” de coca, Santos publicó un video en el que reconoce que no ha sido un camino fácil, pero destacó que en los primeros 100 de su Gobierno se presentaron 154 actos violentos de la Farc, mientras que en ese mismo lapso del Gobierno Duque, ni uno.

“¿Que es la paz de Santos? Se preguntan algunos. No. Es la paz de todos los colombianos, y todos debemos hacer un esfuerzo para seguir construyéndola, porque así es como le vamos a dejar a nuestros hijos un mejor país”.

La prueba de fuego será en el año electoral que ya despunta, y que entrará con fuerza después de la Pascua de 2019. En vista de que ha subido en popularidad, según las últimas encuestas, muchos querrán que los acompañe en correrías, especialmente en las apuestas de centro – izquierda.

Por el momento, seguirá defendiendo su obra, que aún no logra defenderse sola.

FUENTE EL COLOMBIANO

Share This