Procuraduría no convence a familiares de los 43 estudiantes

La sensación que tienen no solo los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos, sino gran parte de la sociedad mexicana, es que los investigadores de la Procuraduría no quieren continuar investigando sobre el caso Ayotzinapa para, por tanto, no prolongar la especulación que existe en torno al mismo.

El ente investigador aseveró el martes que “los estudiantes fueron confundidos por los delincuentes como integrantes del grupo antagónico de la región”, tal como dijo en conferencia de prensa el director de la agencia de investigación criminal de la Procuraduría, Tomás Zerón, explicando que la masacre tuvo que ver con la defensa del territorio por parte de Guerreros Unidos.

Zerón agregó que el ente está seguro de dicha teoría porque Felipe “el Cepillo” Rodríguez, miembro de dicho grupo criminal, y detenido días atrás, confesó haber organizado la masacre por orden de uno de los líderes de la organización.

Ayer la respuesta no demoró por parte de familiares, activistas y líderes de opinión. “Repudiamos la forma en que el procurador general (Jesús Murillo) pretende cerrar de manera descarada la investigación”, dijo el portavoz de los allegados, Felipe de la Cruz, en rueda de prensa.

“No vamos a permitir que cierren las investigaciones con la sola declaración de los asesinos. Mantendremos nuestra lucha hasta que se nos demuestre de manera científica lo ocurrido”, agregó.

Por su parte, el abogado que representa a las familias, Vidulfo Rosales, aseguró a Efe que la investigación “no es concluyente”, y anunció que acudirán al Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada, en Ginebra, porque ya ven una “tendencia a la impunidad” en el caso.

Consultado por EL COLOMBIANO, Javier Valdez, periodista experto en temas sobre narcotráfico, coincidió con los familiares: “No parece que la Procuraduría quiera llegar al fondo del asunto, y encontrar la verdad. Esto que anunciaron suena a “carpetazo”, como se dice aquí en México. Esto refleja la incapacidad del gobierno, pero también el nivel de corrupción. No obstante, no le conviene porque podría generar más inconformidad y protesta social”.

Share This