Prepárese para los efectos de una inflación del 4,5%

Prepárese para los efectos de una inflación del 4,5%

El escenario de inflación para este año, “alrededor del 4,5 por ciento”, reconocido por el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, de inmediato provocó que distintos sectores y analistas empezaran a ajustar sus cábalas económicas para el año que viene.

El equipo técnico del Emisor indicó que la inflación al consumidor se mantendría por encima del 4,0 por ciento para buena parte de lo que resta de 2015, pero insiste en que “empezaría a disminuir a comienzos de 2016”.

La inflación anual al consumidor ha registrado un sensible incremento, al pasar de 3,66 por ciento a finales de 2014 a 4,42 por ciento en junio pasado, lo que la ubica por encima del techo del rango meta establecido por la junta directiva del Banco de la República (de 2,0 a 4,0 por ciento), y justamente hoy el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) revelará el Índice de Precios al Consumidor (IPC) para los primeros siete meses de este año.

“Este comportamiento podría parecer paradójico dada la desaceleración de la actividad económica que debería reducir las presiones de demanda”, indicó Uribe en el informe presentado al Congreso, pero enfatizó en que las cifras muestran que las presiones han obedecido a las alzas de los precios de los alimentos por problemas de abastecimiento, y a los efectos de la depreciación de la tasa de cambio del dólar sobre los precios de los bienes transables.

Sergio Olarte, analista de BTG Pactual, coincide con la óptica del gerente y señala que “a pesar de la subida persistente de la inflación, los resultados de las encuestas de expectativas muestran un consenso cercano a 3,2 por ciento para julio de 2016 y julio 2017”.

Pero, mientras ese descenso ocurre y la inflación vuelve a los rangos fijados ¿qué pasará en el remate de 2015? De cara al desempeño de este segundo semestre, Anif expresa su preocupación por “la persistencia contractiva de la producción industrial a ritmos negativos del 2,4 por ciento anual en enero-abril de 2015”.

También agrega la caída del 0,5 por ciento anual del comercio en abril, y “el menor valor de las exportaciones (en dólares) por cuenta de la disminución en los precios del crudo, lo que elevaría el déficit de la balanza comercial”, advierte Anif..

FUENTE EL COLOMBIANO

Share This