Nov 25, 2014

Enviado por

Potencias no ceden y mantienen sanciones a Irán por plan nuclear

Mientras altos funcionarios de cinco potencias mundiales consideran que a pesar de no llegar a un acuerdo para limitar el desarrollo nuclear de Irán hay avances para conseguir un pacto más amplio en junio de 2015, la población iraní esperaba un anuncio positivo que pusiera fin a las sanciones que afectan su economía.

Ayer venció el plazo inicial fijado tras un año de esfuerzos diplomáticos para asegurar que Irán no fabricara armas atómicas, sin resultados a primera vista tras una semana de reuniones en Viena (Austria) entre el gobierno iraní y delegados de E.U. Francia, Reino Unido, China, Rusia y Alemania.

El presidente iraní, Hasán Rohaní, dijo que la extensión de las negociaciones sobre el programa nuclear hasta junio de 2015 son un “éxito” de Irán y prometió que “las centrifugadoras (de uranio) no dejarán de funcionar”.

“Hoy nadie en el mundo duda de que Irán deba tener tecnología nuclear incluido el enriquecimiento en su propio suelo y nadie duda de que las sanciones (económicas) se deben eliminar”.

Decepción

Los ciudadanos iraníes recibieron con decepción la noticia de la prolongación de las negociaciones para poner fin a un litigio que dura más de una década, que mantendrá las sanciones comerciales y restricciones a las ayudas internacionales.

“Nadie ha salido deprimido de las negociaciones, sino que el diagnóstico de todas las partes implicadas es que, de verdad, hay una oportunidad de entendernos”, resumió el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier a agencias mundiales

Y el secretario de Estado de E.U., John Kerry, dijo a agencias que “en los últimos días hemos hecho progresos sustanciales con nuevas ideas. Por eso hemos extendido las conversaciones por siete meses”.

Kerry agregó que “el mundo es más seguro que hace solo un año” y que “Irán ha parado el progreso de su programa nuclear y ha dado marcha atrás por primera vez en una década”.

La ampliación de la negociación tendrá una primera evaluación dentro de cuatro meses, cuando debe estar listo un acuerdo político, cuya aplicación práctica se debe concretando hasta junio.

Ninguno de los funcionarios precisó las “nuevas ideas” para conjurar una “amenaza”, como han calificado las potencias occidentales el programa nuclear iraní.

Se ha cerrado los comentarios

Share This