Pese a baja en homicidios, inseguridad en el Centro sigue muy alta

Pese a baja en homicidios, inseguridad en el Centro sigue muy alta

La comisión de 60 asesinatos en lo que va de este año, así como el hurto de 550 motos (datos hasta el viernes 11 de septiembre), hablan de la alta criminalidad que azota a La Candelaria -Centro-, al punto que las cifras de homicidio en esta comuna son semejantes a las de San Pedro Sula, en Honduras, calificada como la ciudad más peligrosa del mundo.

Pese a ello, ha habido reducción en los delitos. Según la Policía, para la misma fecha, en 2014, en la comuna hubo 85 homicidios y 588 motos hurtadas, lo que marca reducciones significativas sobre todo en los asesinatos, que bajaron el 30 por ciento.

Al decir del comandante de la Estación Candelaria de la Policía, coronel Henry Mauricio Galán Sierra, “se esta haciendo un trabajo articulado y coordinado con distintas autoridades, como Fiscalía y Alcaldía, que está dando frutos”.

El oficial admite que en los homicidios, cualquier cifra es grave, pero también considera que cualquier muerte que se evite es un triunfo en la defensa de la vida que hacen a cada segundo sus hombres.

La semana anterior fue capturado un hombre que instantes antes había cometido dos homicidios en la calle 54 con carrera 51, y en la Avenida De Greiff con la carrera 53 se aprehendió a un taxista que huyó tras atacar con arma blanca a un ciudadano.

Galán Sierra admite que el Centro, que es el epicentro de la comuna, por sus características, es un espacio que facilita el accionar de la delincuencia.

“Hay una población flotante de más de 1 millón 300 mil personas, y también se maneja mucha informalidad, lo que facilita la comisión de hechos delictivos”, explica. Por eso la zona concentra el mayor número de uniformados para tratar de dar seguridad.

Otros factores

El secretario de Seguridad de la Alcaldía, coronel retirado Sergio Vargas Colmenares, enumera otros hechos que propician inseguridad: el Centro tiene el principal peso del comercio y concentra el mayor número de establecimientos educativos y de cultura.

“Por todo eso y la cantidad de personas que lo visitan cada día, el Centro tiene todas las condiciones para que el crimen actúe”, señala, y recuerda que más del 30% de los crímenes de la ciudad tienen como escenario esta zona, “lo que nos obliga a hacer intervenciones especiales y puntuales”.

Según el último informe de la encuesta Medellín Cómo Vamos, en 2014 la tasa de homicidios de la ciudad bajó de 38,2 en 2013 a 27 por 100 mil habitantes, pero en la comuna 10 el patrón, aunque también mostró descenso, es muy alto: allí la tasa pasó de 165,3 a 135,7.

Si no fuera por la alta criminalidad en el Centro, la tasa de homicidios por 100 mil habitantes en Medellín no sería de 27 sino mucho más baja.

El combate

Por eso, desde la Policía y la Alcaldía se tejen planes y estrategias. El secretario de Seguridad explica que está el Plan Centro, que se activó en 2014 y que incorpora un dispositivo con 250 uniformados de un grupo especial de la Policía con responsabilidad exclusiva en el sector.

“También hay un grupo de fiscales para hacerles seguimiento a los delitos. Y un modelo de intervención distinto y diferentes”, detalló.

Actualmente, se avanza en el plan Puntos Calientes. En este, que opera como un piloto, trabajan la Universidad de Los Andes, el Ministerio de Defensa, la Policía, la Fiscalía y la Alcaldía y consiste en intervenir 384 segmentos de vía -de un total de 37.055 que tiene la ciudad y de los cuales en 967 (el 2,6%) se concentra el 32.8% del crimen-, con patrullajes permanentes y acción policial proactiva. Se evalúa si la estrategia da resultados para llevarla a otros puntos.

Otra estrategia es la Intervención en Puntos Críticos, de los cuales hay identificados 15 y se acaba de seleccionar uno: el corredor de Carabobo, desde la Plaza Botero hasta San Juan, donde habrá actuación constante de la Policía en busca de una Navidad segura en este corredor comercial.

También está el Plan Choque, con 61 operaciones para atacar el hurto a personas y residencias, la extorsión y el microtráfico.

“El mayor número de robo de motos se da en la madrugada, por eso desde las 3:30 a.m. estamos con el Plan Reloj Operativo, que se aplica en los semáforos y en las entradas y salidas del Centro”, detalló el coronel Galán Sierra. Ya se capturó a una persona en flagrancia y se recuperaron cuatro motos.

Los planes también contemplan los llamados Comandos Situacionales, que son tomas a sectores y en las que intervienen diversas dependencias de la Alcaldía y la Policía, enfocadas a controlar la prostitución y las ventas de licor adulterado y de contrabando.

Sergio Ignacio Soto, director ejecutivo de Fenalco, lamenta que el Centro siga siendo el sector más azotado. Aunque reconoce el esfuerzo de la Alcaldía y las autoridades, pide que se mantenga la coordinación, que no se baje la guardia y se refuercen las alianzas público-privadas.

“El Gobierno Nacional debe enviar más policías, porque los que tenemos son insuficientes”, opinó el directivo.

Dijo que además de hombres, hay que hacer más inversión tecnológica y en equipos para movilidad de la Policía.

“Hay que reconocer que los homicidios bajaron, pero la extorsión y el hurto se mantienen altos, hay que mejorar eso, cuando la gente ve seguridad baja al Centro, pero si se siente insegura se va a otras partes”, concluye.

FUENTE EL COLOMBIANO

Share This