Feb 27, 2015

Enviado por

Otro encuentro de Cuba y E.U. para afianzar relación

Otro encuentro de Cuba y E.U. para afianzar relación

Una delegación de altos funcionarios cubanos llega hoy a Washington D.C, E.U, para iniciar la segunda ronda de negociaciones en el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países. Tal como en la pasada reunión de La Habana (21 de enero), las partes discutirán la implementación de puntos como la reapertura de embajadas, el movimiento de diplomáticos, facilidades en visados y un mayor acceso al comercio y a la banca.

No obstante, desde la isla se respira un ambiente menos optimista al que llenó las calles de sus principales ciudades de sonrisas y júbilo el pasado 17 de diciembre, tras el anuncio de los 13 puntos acordados por los presidentes Barack Obama yRaúl Castro.

Está cada vez más presente en la conciencia colectiva que el proceso de desembargo podría no triunfar y que tomará varios años para que Cuba deje de estar cercada por una política de sanciones de más de medio siglo.

“La gran expectativa que se levantó con la noticia el primer día ha bajado mucho y ahora la gente en la calle casi no habla del tema. La ciudadanía como está tan desesperada, lo que hubiese querido son resultados concretos, inmediatos”, dijoMagali Delgado, funcionaria del Ministerio de Comercio Exterior cubano, a Associated Press.

Desde Washington, politólogos ya preveían un proceso complicado, y aún si en muchos demócratas suscitó esperanza el histórico discurso de Obama en diciembre, todos, conscientes de los recovecos de la política federal, se abstuvieron de declarar el embargo definitivamente muerto.

No obstante, para Mark Weisbrot, codirector del Centro para la Investigación Económica y Política, que sea un asunto complejo no significa que no tenga altas posibilidades de tener éxito. “Quienes se oponen fundamentalmente al fin del embargo para Cuba son los sectores más radicales y tercos de los republicanos, como el Tea Party, y aquí también entran los cubanoamericanos. Pero, en general, la mayoría del partido, compuesta por políticos más ponderados, concuerda con que la estrategia de sanciones ha fracasado y que se debe buscar otra forma de enfrentar el tema”, dijo a EL COLOMBIANO.

“La táctica demócrata, en ese caso, se centra en lograr consensos en Washington mostrando que la postura de E.U. podría defenderse más si se cambia de enfoque”, agregó.

“Por tanto, el que se vaya a realizar elecciones presidenciales en 2016 y legislativas en 2017 no es obstáculo al proceso. Además, los republicanos no tienen favoritismo para las primeras, y la mejora de la situación económica podría significar para el Partido Demócrata que incluso retome control del Senado”, concluyó.

Se ha cerrado los comentarios

Share This