Nov 21, 2014

Enviado por

Obama frenará deportación de 5 millones de ilegales

Después de años de enfrentamientos con el Congreso sobre cómo encontrar una salida al caos en el que está sumido el sistema de inmigración de Estados Unidos, el presidente Barack Obama anunció anoche un plan de regularización de casi cinco millones de indocumentados, el mayor desde que Ronald Reagan sacó de la clandestinidad a unos tres millones en 1986.

Los esperados planes para actuar por su cuenta consisten en ofrecer ayuda ante el riesgo de deportación a unos 4,4 millones de inmigrantes ilegales que son padres de ciudadanos o de residentes permanentes que demuestren que llevan en el país desde antes del 1 de enero de 2010 y carecen de antecedentes criminales.

También está contemplada la expansión de un programa que permite que los niños que fueron llevados ilegalmente a E.U. por sus padres se queden allí, lo que podría evitar la deportación de 270.000 personas.

Está incluida también la ampliación de las visas para trabajadores cualificados, modificaciones en los procedimientos de detención de inmigrantes a nivel federal y el refuerzo de la seguridad en la frontera.

Sin embargo, para decepción de activistas e inmigrantes, el paquete de medidas de Obama deja fuera, entre otros grupos de indocumentados, a los padres de estos jóvenes que llegaron al país ilegalmente siendo niños, conocidos como “dreamers” (soñadores).

Carlos Espinoza, indocumentado salvadoreño, hace parte de los 11,3 millones de ilegales que hay en el país. Cruzó la frontera hace más de 15 años y no ha dejado de trabajar un solo día. Se casó con una colombiana con ciudadanía estadounidense hace una década y hoy tiene dos hijos. En diálogo con El Colombiano, Carlos dijo sentirse esperanzado con el mensaje de Presidente pues él estaría dentro de los beneficiados.

Republicanos atacarán

El paquete de medidas de Obama enfrenta la férrea oposición republicana, que esgrime que con esta acción unilateral el Presidente sobrepasa los poderes que tiene atribuidos.

Pero, ¿tiene en realidad el Presidente la potestad de efectuar tales medidas? Sus partidarios dicen que sí, que tiene el derecho de instruir a las autoridades migratorias sobre los criterios para decidir cuáles inmigrantes de los que están en el país ilegalmente serán deportados y cuáles no. Obama, añaden, también tiene la autoridad de ofrecer protecciones formales, aunque temporales.

Sin embargo, la bancada republicana, que en las últimas horas ya se ha referido a Obama como “emperador” y “monarca”, se debate sobre la dimensión de su contraataque tras este anuncio presidencial.

Por un lado están los que piden llegar a máximos y usar la llave de presupuestaria para forzar una nueva parálisis administrativa del Gobierno federal como la del año pasado; por otro los que se inclinan por bloquear cualquier fondo destinado a implementar las medidas del presidente.

El alcance de las medidas que anunció Obama no sólo será parte fundamental de su legado, sino que su recepción entre los latinos será clave para que los demócratas conserven el determinante voto de este colectivo en las elecciones presidenciales de 2016.

Se ha cerrado los comentarios

Share This