“Necesitamos que lo que se le ofreció a las víctimas se cumpla”.

“Necesitamos que lo que se le ofreció a las víctimas se cumpla”.

Queda menos de un mes para que el Gobierno desembolse cerca de 57 mil millones de pesos para que la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) entre en funcionamiento.

Luz Marina Monzón, directora de la entidad, cuenta la necesidad que se tiene para que el Estado les cumpla a las víctimas. Espera que el próximo gobierno permita avanzar en su funcionamiento y se pueda desarrollar la planeación y trabajo en la misión que tiene dicha unidad, que se contempla tendrá un periodo de 20 años prorrogables para construir un universo de desaparecidos en el país, a causa del conflicto (ver En un minuto).

¿Cuál paso seguirá para entrar en funcionamiento?

“Lo que viene es que el Ministerio de Hacienda y el Departamento Administrativo de Función Pública aprueben la propuesta que hemos hecho de estructura y planta final de la unidad, en la cual se determinaron los recursos que se necesitan para poner en marcha un modelo de respuesta para la búsqueda de los desaparecidos que satisfaga las expectativas de las víctimas, pero que sobre todo ayude a superar los obstáculos a los cuales se han enfrentado los afectados durante muchos años en la identificación de sus seres queridos”.

En ese sentido, ¿cuánto tiempo tienen el Ministerio de Hacienda y Función Pública para dar respuesta?

“De acuerdo al decreto 288 de 2018, con el cual se aprobó la planta parcial de la unidad, se estableció que la unidad deberá entrar en pleno funcionamiento dentro de los cinco meses siguientes a la aprobación de ese decreto; es decir, este tiempo se cumplirá el 15 de julio de este año, más o menos en 20 días”.

Usted menciona la aprobación del presupuesto. ¿Por cuánto pasaron la propuesta?

“En nuestra propuesta hablamos de 57 mil millones de pesos para una planta de 529 personas; sin embargo, en esa solicitud falta incluir gastos generales que tienen que ver con arrendamientos, funcionamiento de sedes y lo que es el mantenimiento (pago de servicios), más lo que implica transportes en términos de diligencias”.

El país está en transición de Gobierno. ¿Qué espera la Unidad con este cambio?

“La Unidad tiene un mandato que es humanitario y que busca satisfacer una expectativa humanitaria, jurídica y legal con el objetivo de encontrar los desaparecidos. A mí no me cabe en la cabeza que una persona de derecha, izquierda, centro o lo que sea pueda estar en desacuerdo con esta labor, no creo que vaya a pasar por ahí. Espero que no vaya a haber dificultad y lo importante es poder ayudarle al Estado a reducir su deuda histórica al no dar respuesta sobre los desaparecidos, eso es lo que yo esperaría que pasara”.

¿Qué piden ustedes al Gobierno Santos en este tiempo que resta?

“Que apruebe la planta y estructura final de la Unidad con los recursos y el equipo suficiente para poder cumplir la misión; es decir, para que esto que se ofreció a las víctimas se cumpla. Esto no puede ser una institución de papel, no puede ser un nuevo ofrecimiento frustrado porque si a esta Unidad no se le dan los recursos, honestamente, creo que no valdría la pena hacerlo a medias. Si no hay voluntad de buscar a los desaparecidos desde un enfoque humanitario y jugársela por darles respuesta como obligación del Estado a los familiares, es mejor no ilusionarlos”.

FUENTE EL COLOMBIANO

Share This