Dic 26, 2014

Enviado por

Mujeres piden que les paguen por el trabajo que hacen en sus hogares

La líder de izquierda Ana Elsa Rojas Rey, que integró el grupo de género que se reunión con el Gobierno y las Farc en La Habana, aseguró que con las mujeres del país se debe también acordar los puntos de la agenda en los diálogos de paz. Describió como un encuentro “amoroso” la reunión que tuvo, con otras cinco mujeres, con los delegados del Gobierno y las Farc en la mesa de diálogos. Este diario conversó con ella en La Habana, la semana pasada, y le preguntó sobre las propuestas hechas y de la importancia de la reglamentación de la Ley de la economía del cuidado.

¿Cuáles fueron las principales propuestas que ustedes les hicieron al Gobierno y a las Farc?

“Lo primero que podría decir es que el elemento fundamental para las mujeres, es que el Gobierno y las Farc no se levanten de la mesa para que el fin del conflicto sea una realidad. También que haya un desescalamiento del conflicto, un cese el fuego bilateral, para crear confianza al interior de la población y desde luego en las mujeres. En lo de tierras consideramos que la titularidad de la misma debe estar centrada en la mujer. En el aspecto político estamos diciendo que se de la paridad con una lógica o con una perspectiva de alternancia. Es decir, que no sea el 50% de las mujeres en el último renglón, que es lo que se ve ahora con la ley de cuotas que es el 30%. Igualmente estamos pensando que en la reforma política pueda haber un partido de mujeres y que no le pongan ese porcentaje porque creo que es el 3 por ciento del coeficiente electoral, y pues como las mujeres apenas empezamos hacer política, y somos muy poquitas, pues no tendríamos acceso”.

¿En qué consiste la propuesta de equidad en el pago de salarios a mujeres y hombres?

“Propusimos que en las reformas que se vayan hacer, que se aplique la Ley de la economía del cuidado (Ley 1413), una ley aprobada pero que está muerta porque no se ha reglamentado. La economía del cuidado es la cuantificación que se hace del valor del trabajo que las mujeres realizamos en la casa, pero que el Estado no la reconoce como la reconocen otros países. Ese aporte del trabajo, dentro del Producto Interno Bruto, viene a significar como el 20 por ciento y, sin embargo, eso no lo pagan. Entonces eso se llama la economía del cuidado”.

¿Cómo fue ese encuentro con el Gobierno y las Farc?

“La intervención del Gobierno, por parte de Humberto de la Calle, fue un análisis de lo que significa la perspectiva de género, entre la diferencia conceptual de lo que es el sexo y lo que es el género, que es una categoría analítica donde se logran apreciar las asimetrías entre hombres y mujeres que ha habido históricamente. Eso es muy importante porque él no nos estaba hablando a nosotras sino que le estaba hablando al país. Significa que de alguna manera puede empezar aplicarse una concepción distinta en cuanto a la participación de las mujeres, y en cuanto a sus derechos”.

La intervención de ‘Iván Márquez’ se centró en el papel histórico de las mujeres. Hace una reseña de todas las mujeres que participaron en la lucha por la Independencia. No solamente las conocidas, sino que habla de otras. Entonces, muy positivo para nosotros porque entre las dos partes se dio ese elemento de reconocimiento”.

¿Cómo recibieron los delegados del Gobierno y de las Farc, la propuesta del cese bilateral del fuego?

“La debieron recibir muy bien. Desde luego no observamos que hubieran hecho un gesto de disgusto. Nosotras lo que llegamos a la mesa fue a poner nuestras propuestas”.

Se ha cerrado los comentarios

Share This