Sep 9, 2014

Enviado por

Metas de la educación no se cumplen en el mundo

Informe de la Unesco advierte que hay 774 millones de analfabetas, cifra que alarma. Además no se cumplieron objetivos de cobertura ni calidad.

Aunque hay avances como la reducción de la cifra de analfabetos, los 774 millones de adultos iletrados que hay hoy en el mundo son una realidad desalentadora. También preocupa que no se cumplen las metas de cobertura ni calidad de educación.

Así lo concluye el informe la Educación para Todos, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Su fin es hacer seguimiento a los Objetivos de Desarrollo del Milenio y fue presentado ayer con motivo del DíaInternacional de la Alfabetización.

Concluye que no se alcanzarán las metas antes de que concluya el año 2015, tales como la educación primaria universal, competencias de jóvenes, reducción del analfabetismo en adultos, igualdad de género para mujeres y calidad educativa.

A paso lento
Uno de los indicadores que revela la lentitud de los progresos alcanzados es que el número de adultos analfabetos se redujo, pero levemente y no al ritmo que se requiere para combatir otros flagelos mundiales como la pobreza y la desigualdad.

Según el informe, “son 774 millones de adultos iletrados, con una disminución general del 12 por ciento desde 1990, pero de solo un uno por ciento desde 2000”.

Casi las tres cuartas partes de los adultos analfabetos del mundo corresponden a diez países (ver gráfico). En 2015, según las proyecciones de la Unesco, “la cifra disminuirá, pero seguirá siendo de 743 millones”. Se ha previsto que, en 2015, el 29 por ciento de los países habrán logrado la alfabetización universal de adultos, mientras que el 37 por ciento no cumplirá la meta.

Mala calidad niega progreso
Para Pauline Rose, directora del informe de Unesco, una de las situaciones más preocupantes es la deficiente calidad educativa, que afecta en especial a niños y jóvenes. Explica que no solo se debe a la pobreza y desigualdad, sino al déficit de cinco millones de docentes en el mundo, con su capacitación y motivación para ir a zonas más remotas.
“¿De qué sirve la educación si los niños, después de años escolarizados, acaban sus estudios sin las competencias que necesitan?, reflexiona.

Este indica hay 57 millones de niños desescolarizados y 250 millones que no adquieren los conocimientos básicos. En los países de ingresos bajos y medianos un 25 por ciento de los jóvenes son incapaces de leer y entender una oración completa.

Esa problemática incluye a Colombia y la conoce bien Martiniano Jaime Contreras,exvicerrector de la Universidad de Antioquia. “Muchos de los que llegan a la universidad lo hacen con problemas de aprendizaje. No es solo un problema de cobertura porque en muchos países aumentó la inversión, pero no se mejoraron las competencias que se reflejan en desarrollo social y económico”.

El educador sostiene que “se deben replantear las metodologías de enseñanza. La educación es una inversión, pero se le ha dado más importancia a las obras de infraestructura o la parte productiva”.

Colombia es uno de los países que no alcanzará en 2015 la meta de escolarización primaria y una de las 10 naciones del mundo donde aumentó la población no escolarizada.

En el año 2006 la población desescolarizada era de 206.000 personas, mientras que para 2011 la cifra creció a 435.000.

Se ha cerrado los comentarios

Share This