Medellín es un ejemplo de transformación: Foro Económico Mundial

Medellín es un ejemplo de transformación: Foro Económico Mundial

ESCUCHE NUESTRO PROGRAMA EN LOS 1020 DE EMISORA CLARIDAD DE 7:30 PM A 8:30 PM Y EN NUESTRA EMISORA VIRTUAL www.educacionaldia.com.co CON REPETICIÓN DE 12:00 PM A 1:00 PM AL DÍA SIGUIENTE EN NUESTRA EMISORA VIRTUAL.

TUNEIN RADIO

CONTACTENOS

emisoraeducacionaldia@gmail.com
educacionaldia.todelar@gmail.com
310 442 47 75

FACEBOOK

TWITTER

PERFIL GOOGLE 

PÁGINA GOOGLE

Los próximos 16 y 17 de junio, Medellín será la sede de la reunión anual para América Latina del Foro Económico Mundial (FEM). Este importante certamen, que por segunda vez en seis años se llevará a cabo en Colombia, se da en medio de un periodo de turbulencia económica que ha afectado a todos los países de la región.

La jefe para Latinoamérica del FEM, Marisol Argueta de Barillas, habló en exclusiva para EL COLOMBIANO sobre los vientos de cambio que soplan para la región y cómo, desde su punto de vista, Medellín es un buen ejemplo de innovación y transformación.

El impulso a la competitividad y a las reformas estructurales en educación y tecnología son puntos claves que la delegada del FEM considera que el país no debe descuidar en tiempos aciagos para su economía.

¿Por qué eligieron a Medellín como sede
para la reunión de 2016?

“Nos entusiasmó mucho la idea de ir a Medellín porque es una ciudad icónica en cuanto a transformación positiva y se ubica como un ejemplo de innovación en el contexto internacional. Además, debo reconocer que hubo esfuerzos del gobierno local y de empresarios antioqueños que han respaldado desde el inicio la idea de llevar este importante foro a su ciudad”.

¿Qué caracteriza este
tipo de reunión del FEM para Latinoamérica?

“Estamos trabajando ya en la organización de la Reunión Regional que reunirá a 500 líderes de primer nivel, entre los que habrá empresarios, académicos, innovadores y representantes de gobiernos para analizar las tendencias y las necesidades para accionar conjuntamente en el desarrollo de nuestra región”.

¿Qué hace diferente a Medellín frente a otras ciudades latinoamericanas?

“Cuando una ciudad tiene visión y compromiso, se pueden hacer cambios cualitativos, y creo que es el caso de Medellín: muestra esa evolución positiva, con retos como los tienen todas las grandes ciudades, pero creo que está en condiciones para mostrarle al mundo cómo ha logrado transitar hacia el nivel del éxito que ahora tiene”.

De otro lado, hay una
turbulencia en la economía mundial que afecta
notablemente a la región…

“En general la economía global muestra mucha incertidumbre. El cambio del modelo de consumo ha sido fuerte, así como la menor dinámica de China, que nos ha impactado de manera notable a los países de América Latina. Veníamos de una posición ventajosa con precios altos de materias primas y eso se acabó. Ahora nos encontramos con una situación adversa, en donde las economías latinoamericanas tienen que hacer esfuerzos adicionales para responder a sus desafíos sin los mismos ingresos”.

¿Y cómo ve a Colombia?

“Tiene bastante estabilidad y vemos una perspectiva positiva, con un enfoque de paz que crea interés internacional, sobre todo en áreas que se mantenían aisladas anteriormente, pero que en un contexto pacífico abre muchas posibilidades en el agro y la infraestructura”.

Y en materia competitiva, ¿cuál será el ‘plus’
de un posible acuerdo
con las Farc?

“Da certidumbre, elimina un factor de riesgo, baja costos derivados de la falta de seguridad y creo que la perspectiva de la estabilidad es para los inversionistas internacionales una determinante clave para pensar en nuevos negocios”.

El presidente Santos insiste en la fortaleza macroeconómica del país como una ventaja en términos internacionales, ¿ven desde el FEM a Colombia tan sólida?

“Sí, los niveles de endeudamiento del país son bastante manejables, con políticas de contrapeso a los ciclos y desafíos muy bien proyectados. Colombia tiene buenas perspectivas dentro de un entorno que es más sombrío”.

Pero la infraestructura sigue siendo un obstáculo enorme para el país, ¿esto no es un determinante si se quiere ser más competitivos?

“Es fundamental para la competitividad de una economía mejorar su infraestructura. Vemos en este momento modelos innovadores en el país que permitirían tener claridad en las inversiones. Pero, aunque las obras físicas son claves, no hay que dejar de lado la infraestructura tecnológica y de energía, que son dos pilares para que un país sea competitivo”.

Una de las mayores
desventajas competitivas de Colombia es la alta carga tributaria, ¿qué tan necesario es un ajuste para poder estar frente a frente con otras economías?

“Cada país hace sus ajustes, pero es un tema urgente, pues debe encontrarse un balance entre aspiraciones productivas y responsabilidades de los empresarios. No se nos puede olvidar que es el sector empresarial el que crea empleos y hay que facilitarle un ecosistema para que puedan ser competitivos”.

¿Cuánto tiempo podría extenderse la incertidumbre en la economía mundial?

“Es impredecible, es verdaderamente difícil saberlo. Lo que hay que ver es dónde están los esfuerzos que no pueden abandonarse. Los países deben tener una agenda básica para atender reformas estructurales que a largo plazo son las bases del desarrollo”.

En ese caso, ¿cuál
esel punto en la agenda
que Colombia no debería descuidar?

“Pienso que la tecnología es el vehículo que más agiliza el cierre de brechas en un país. Y dentro de este punto va el acceso a la educación y a la capacitación en áreas rurales para lograr encadenamientos competitivos, aún en territorios complejos”.

FUENTE EL COLOMBIANO

 

Share This