Jul 23, 2014

Enviado por

La sequía impacta a 7 departamentos

Fedegán advierte de “catástrofe ambiental anunciada” por El Niño. Organismos de socorro en alistamiento.

La Guajira, Magdalena, Córdoba, Atlántico, Sucre, Bolívar y Cesar, en 48 de sus municipios, enfrentan serios problemas por la escasez de agua debido al intenso verano. Así lo informó el Comité Nacional para el Manejo de Desastres, el cual se reunió ayer. Destacó que, en los últimos cinco meses, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, Ungrd, ha atendido a 66.916 personas afectadas, entre otras cosas, por la temporada seca.

A esto se le sumó la advertencia del Ideam, que destaca el incremento de las temperaturas en la región Caribe, principalmente, en La Guajira, Córdoba y Cesar. Advierte el Instituto, que están amenazadas “las condiciones normales de suministro de agua potable”.

Entonces, ¿qué medidas está tomando el Gobierno para mitigar el impacto de la sequía? Lo primero fue disponer de 35.000 millones de pesos para el fortalecimiento institucional de las entidades operativas del sistema de desastres y así realizar las acciones de abastecimiento de agua y prevención, control, extinción y liquidación de incendios forestales.

Planes de emergencia 
Carlos Iván Márquez, coordinador de la Ungrd, recomendó a los sectores y a los entes territoriales, de forma inmediata, activar los planes de contingencia y destacó que en estos momentos están trabajando en el abastecimiento de agua en Magdalena y Córdoba. En el primer caso, los municipios atendidos son Santa Marta, Zapallán y Concordia. En total se han entregado 65.000 de litros de agua. Las familias atendidas son cerca de 100.000.

En Córdoba se auxilia a seis municipios: Los Córdobas, Moñitos, Cereté, Puerto Escondido y San Bernardo del Viento, donde se han distribuido 7 millones de litros de agua a 6.568 familias. Así mismo, cada municipio cuenta con un carrotanque para trasladar el agua a los puntos de distribución.

Quemas 
Además de la escasez de agua, a la temporada se le suman los incendios forestales que afectan a regiones de la Costa y la zona Andina. Una de las situaciones más complejas se presenta en Magdalena, donde la Gobernación anunció que continúan los esfuerzos por extinguir el incendio que, desde hace varios días, consume una amplia zona rural de Pueblo Viejo. Este ha generado una fuerte cortina de humo, afectando a la población barranquillera, samaria y magdalenense. Hasta ahora el reporte es de 900 hectáreas de Mangle y Enea consumidos por las llamas.

El presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, sostuvo que “como si fueran pocos los males que aquejan al campo, ahora la naturaleza se vuelve a ensañar con la producción agropecuaria y con los colombianos que viven de ella. El Niño representa una verdadera catástrofe rural anunciada, sin que se hayan adoptado la previsiones para mitigarla”.

Se ha cerrado los comentarios

Share This