Jul 15, 2015

Enviado por

Hoy envían más ayudas a indígenas desplazados en Urrao

Hoy envían más ayudas a indígenas desplazados en Urrao

Una nueva ayuda humanitaria de la Gobernación de Antioquia y de la Unidad para la Atención y Reparación de Víctimas, Uariv, consistente en alimentos, llevará hoy el Programa Aéreo de Salud que se desplazará al caserío de Amburá. Allí se albergan unos 400 indígenas emberá eyabida, que salieron hace ocho días de sus tierras del resguardo de Majoré, de Urrao, tras combates entre Farc y el Ejército.

Ana María Restrepo, secretaria de Gobierno de la población, indicó que la brigada también atenderá las necesidades médicas de la comunidad y, a la vez, realizará un censo para saber cuántas personas dejaron sus parcelas.

Añadió que al casco urbano de Urrao llegaron 10 indígenas, entre ellos el gobernador del resguardo y en el hospital recibe atención, por traumas de oído, un emberá, que el 7 de julio fue afectado por una mina que pisó su perro, el cual murió.

La funcionaria agregó que el viernes de la semana pasada en el helicóptero de salud de Antioquia la Gobernación les había enviado las primeras ayudas, consistentes en alimentos.

Manifestó que el Ejército les indicó que en el sector se suspendieron los bombardeos y, al parecer, la guerrilla se retiró, pero los indígenas no quieren salir de donde se encuentran por temor a pararse en las minas abandonadas por las Farc, por lo que pedirán que se inicie un desminado humanitario para garantizarles el regreso.

Gustavo Vélez, asesor de la Organización Indígena de Antioquia, OIA, dijo que la comunidad sigue refugiada, algunos en una escuela y otros a la intemperie y solo les ha llegado una ayuda. Esperan que el helicóptero pueda entrar hoy con la brigada de salud y más alimentos y utensilios de aseo.

El secretario de gobierno de Antioquia, Santiago Londoño, indicó que estaba confirmando con la VII División del Ejército el cese de los enfrentamientos, pero además van a verificar, con organismos humanitarios, los sectores afectados para desminarlos.

FUENTE EL COLOMBIANO

Se ha cerrado los comentarios

Share This