Jul 6, 2018

Enviado por

¿Hasta dónde y cómo debería endeudarse?

¿Hasta dónde y cómo debería endeudarse?

¿Está pensando en adquirir un crédito para comprar vivienda, un carro, un viaje, con motivo de educación o porque necesita dinero para un negocio que tiene en mente?

Tenga muy en cuenta cuáles son los momentos en los que usted debe endeudarse, cuáles son las razones que lo justifica y cómo podría hacer más llevaderos esos pagos. Que la frase “para conseguir algo hay que endeudarse” no se le convierta en un dolor de cabeza.

De acuerdo con el informe de la Superintendencia Financiera de Colombia a abril de este año, la cartera correspondiente al total de préstamos aprobados por los establecimientos de crédito (444,2 billones de pesos), 21,9 billones de pesos, es decir, 4,9 % del total, fue el saldo vencido de los clientes.

“No es un porcentaje alto de deuda y responde a la misma dinámica del mercado. Lo que habría que mirar es que tanto personas como empresas se endeuden de acuerdo a su capacidad de pago y ese casi 5 % demuestra que en Colombia esa mora está controlada”, afirmó Francisco Cubillos, profesor emérito de la Escuela de Administración de la Universidad del Rosario.

Según datos de la Superfinanciera, la cartera bruta comercial (dinero destinado a empresas y la creación de negocios) fue la más alta durante los primeros cuatro meses del año. Para este rubro fueron destinados 241,6 billones de pesos, de los cuales 11,1 billones se encuentra en mora.

“Frecuentemente son los créditos más numerosos y cuantiosos. Se entiende que se endeuden en este aspecto pues al final se trata de la creación o consolidación de empresa”, aseguró Alejandro Torres, profesor de economía en la Universidad Eafit.

Aquellos préstamos que se destinan para “consumo”, donde se cuentan actividades como educación, viajes, compra de carro, ropa, entre otros, es el segundo motivo más importante a la hora de la generación de créditos. Durante los primeros cuatro meses del año se destinaron 126,6 billones de pesos, de los cuales 7,7 billones aún están pendientes de pagar.

“En este punto es en donde más se presentan retrasos, pues muchas veces las personas utilizan estos créditos para pagar cosas por las cuales no deberían estar endeudándose, como la compra del mercado, el pago de recibos mensuales o viajes por vacaciones”, agregó Torres.

Los expertos consultados por EL COLOMBIANO concordaron en que tanto personas naturales como jurídicas deberían endeudarse para adquirir bienes durables o semidurables. Estos, para el caso de las personas naturales, corresponden a vivienda, la compra de un carro o tal vez electrodomésticos.

“Si la gente pide crédito para comprar cosas como el mercado o para pagar la cuenta de internet, pues no debería diferir esos pagos a más de una cuota, de lo contrario no tendría sentido”, añadió Francisco Cubillos.

El experto se refiere a que las personas deben medir muy bien cuál es la capacidad de compra y en qué casos saber decir “no me endeudo porque no tengo con qué pagar”. Y agregó que “siempre será buena idea pedir préstamos para educación superior, sobre todo aquella especializada, y para la adquisición de vivienda propia”.

En este último punto el reporte de la Superfinanciera da cuenta de que los establecimientos de crédito destinaron 63,7 billones de pesos para aquellas personas que dijeron tener la intención de comprar una casa nueva. El monto por incumplimiento para este tipo de cartera llegó a los 2,04 billones de pesos. Los préstamos para la adquisición de vivienda, según la entidad, crecieron 8,01 % con respecto a 2017.

FUENTE EL COLOMBIANO

Se ha cerrado los comentarios

Share This