Abr 14, 2015

Enviado por

Hallan bomba en visita de Gobernador a Ochalí

Hallan bomba en visita de Gobernador a Ochalí

Aunque en el casco urbano del corregimiento Ochalí llevaban más de un año sin hechos de violencia, para la familia de Elcy Tamayo el sufrimiento no termina.

Su casa, ubicada cerca a una cancha de fútbol abandonada, improvisada ayer como helipuerto al que llegaron el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo; el comandante del Ejército, general Jaime Alberto Lasprilla y sus comitivas, fue afectada por la onda expansiva de la explosión controlada que tuvieron que hacer expertos del Ejército para destruir una mina sembrada, al parecer, para impactar las aeronaves que aterrizaran en el sitio.

La detonación, registrada hacia las 8:00 a.m., le dañó a la casa de Elcy parte del techo y rajó algunas de las paredes de tapia.

La campesina y su familia regresaron hace un año a Ochalí luego de salir desplazados tras el asesinato de uno de sus hijos.

A pesar de este inconveniente, el Gobernador y el general Lasprilla, pudieron realizar su anunciada visita a Ochalí, en compañía de el comandante de la Séptima División del Ejército, general Leonardo Pinto; el director de la Región Seis de la Policía, general José Ángel Mendoza; el comandante de la Policía Antioquia, coronel Ramiro Riveros; el líder del Programa de Preparación para la Paz, Iván Marulanda e Iván Lopera, del programa de Naciones Unidas para el Desarrollo de las Naciones, Pnud.

El mandatario antioqueño al referirse al incidente de la bomba dijo que esta era una muestra de la barbarie que ha vivido Ochalí, que no solo el Ejército tuvo que desactivar este artefacto, al parecer, sembrado allí hace un año, sino que el camino para llegar a una escuela que visitó también tuvo que ser desminado.

El comandante del Ejército, el general Lasprilla, indicó que hubo dificultades para llegar y las tropas lograron desactivar unas 30 minas, entre ellas una carga de 60 libras, hallada en el sitio donde aterrizaron los helicópteros.

Agregó que el Ejército quiere ser un motor de progreso de Ochalí y están estudiando cómo se pueden vincular a la población con obras de consolidación.

Peticiones

El líder comunal Norberto Torres, dijo que desde la fundación de Ochalí, en 1872, era la primera vez que los visitaba un gobernador, lo que se convertía en una esperanza para la paz y el progreso y para dejar atrás la violencia.

Pidió mejores vías para un transporte más económico de la leche y el café, sus productos principales. Insumos más baratos, mejorar el centro de salud y dotarlo de ambulancia, presencia del Sena, acueducto y alcantarillado y nuevos puentes para reemplazar los dañados por el invierno.

Al acto también asistieron el alcalde de Yarumal, Miguel Peláez, y el obispo de la Diócesis de Santa Rosa, monseñor Jorge Ossa. .

FUENTE EL COLOMBIANO

Se ha cerrado los comentarios

Share This