Formalizan gran alianza para recuperar el río Medellín-Aburrá

Formalizan gran alianza para recuperar el río Medellín-Aburrá

Un legado ambiental de acto impacto se firmó por la recuperación, conservación y protección del río Medellín y las quebradas de la región. Otras 17 entidades, entre universidades, gremios, empresas privadas, medios de comunicación y líderes sociales, se integraron al convenio Nuestro río, el escenario de convergencia para la toma de decisiones y ejecuciones para la recuperación del río y sus afluentes.

Las entidades relacionadas con el río Medellín también necesitan de estos actores, debido a que la dinámica propia de una ciudad región no tiene particularidades que demarquen límites.

“Hay que racionalizar recursos en busca de optimizar esfuerzos, que de manera individual o dispersa no alcanzarían a tener un impacto eficaz, oportuno y de calidad que sí se va a lograr con esta histórica unión de voluntades”, aseguróGloria Amparo Alzate Agudelo, secretaria de Medio Ambiente del Municipio de Medellín.

Las nuevas entidades, Camacol, Acopi Antioquia, Comfenalco, Fenalco, las universidades de Antioquia, Medellín, Nacional UPB y Eafit, Pro Aburrá Norte, Pro Sur, El Mundo, EL COLOMBIANO, el Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia y la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín que representan a más de 5.500 empresas, se comprometieron a participar en la ejecución de programas y proyectos que ayuden al río, en un plan que durará 10 años.

Los responsables

Hernán Darío Elejalde, director Área Metropolitana del Valle de Aburrá, dijo que cada vez que sucedía algo en una quebrada o en el río, lo primero que se hacía era ver a qué jurisdicción le competía el problema.

“Ahora, con este pacto, habrá un doliente que va a asumir directamente el problema y no tendremos que esperar a que reaccionen una Administración u entidad”.

Para el director de la principal autoridad ambiental de la región, con Nuestro río, ya no habrá la necesidad de tener que poner a todos los actores de acuerdo para hacer algún tipo de intervención, sino que simplemente habrá una intervención directa e inmediata.

El gerente de EPM, Juan Esteban Calle Restrepo, calificó a Nuestro río como una iniciativa visionaria, que invita a todos a sumar esfuerzos, para poder avanzar trabajando de forma articulada y conjunta.

Insistió en que, por más infraestructura que se cree para mejorar la calidad del agua del río Medellín, hay que seguir creando conciencia en los usuarios al rededor del uso del agua.

Protegerlo desde su origen

Para el director de Corantioquia, Alejandro González, concebir el río, solamente, como un canal central no tendría ningún sentido para una autoridad ambiental, por eso, dijo, es muy importante conservar los nacimientos de las quebradas y el río, en especial el alto de San Miguel.

“Es la oportunidad para que todo el mundo comprenda la importancia de esta zona, por eso estamos trabajando para protegerla como una reserva forestal protectora”, afirmó el director de la corporación.

Agregó que la meta, en dos meses, es tener protegidas a perpetuidad más de 2.000 hectáreas en el nacimiento del alto de San Miguel, para que nadie pueda hacer cualquier tipo de intervención en esa zona.

La gente se interesa

El evento de vinculación, realizado en Plaza Mayor, contó con la participación de centenares de personas, la mayoría habitantes de Medellín y también de otros municipios del Valle de Aburrá.

La masiva convocatoria que tuvo el evento, se puede interpretar como un respaldo a la nueva comisión ejecutora de Nuestro río; además se comprometieron públicamente a replicar en sus barrios y comunidades todas las iniciativas que invocan a la recuperación y protección de las quebradas y del río Medellín-Aburrá.

“Este convenio también debe incentivar la cultura ciudadana, que las personas cuiden las quebradas y le den el tratamiento adecuado a todos los residuos sólidos. Yo propongo que se metan a los colegios, que le inculquen a nuestros niños y jóvenes la educación ambiental”, manifestó Claudia Ramírez Valencia, representante de Aranjuez, comuna 4 de Medellín.

Por su parte, Jhon Jaime Hoyos, habitante de la ciudadela Nuevo Occidente, pidió adaptar las alcantarillas de Medellín demás municipios, para que no se vayan por ahí la basura y demás desechos que puedan estar en las calles.

Ideas e iniciativas como las anteriores, fueron escuchadas por los miembros del nuevo convenio, para que sean tomadas en consideración, ya que todos quieren hacer parte de la transformación del río Medellín.

FUENTE EL COLOMBIANO

Share This