En vilo, el caso de Álvaro Uribe.

En vilo, el caso de Álvaro Uribe.

La renuncia del expresidente Álvaro Uribe a su curul, que anunció en reiteradas ocasiones en su cuenta de Twitter, finalmente no llegó al Congreso. La plenaria del Senado, a las 4:00 p.m. de ayer, se dedicó a definir las mesas directivas de las comisiones.

La sesión se levantó y fue convocada para el próximo martes, día en el que se espera se conozca si el senador mantiene su intención de renunciar.

Uribe, que enfrenta una instrucción por soborno y fraude procesal en la Corte Suprema de Justicia, tampoco se hizo presente en la plenaria pues tiene una incapacidad médica por 30 días, según indicó la Secretaría General del Senado. La causa está en que hace dos semanas se cayó de un caballo y sufrió la fractura de una de sus costillas.

Sin embargo, publicó en su cuenta de Twitter un extenso comunicado en el que asegura que las pruebas en su contra hacen parte de una trampa urdida por uno de los testigos, el exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, en la que también pretendía involucrar a Jaime Lombana, Ernesto Macías, Paloma Valencia, y a Álvaro Hernán Prada.

Así mismo, sostuvo que los togados no se interesaron en conocer y valorar la versión de los hechos de Álvaro Hernán Prada, otro de los acusados, quien asegura que todo es un montaje orquestado por Monsalve, “haré llegar este papel a los magistrados y lo ampliaré en todo cuanto conozca”.

A su turno, el presidente del Senado y miembro del Centro Democrático Ernesto Macías, sostuvo que “si se radica la carta de renuncia en la secretaría general del Senado, esta se pone en consideración de la plenaria. Pero la carta no llegó. Si la carta llega entre hoy y el próximo martes lo discutiremos en la sesión convocada para el 31 de julio”.

De hecho, en el Centro Democrático el revuelo político que causó la renuncia de su líder natural aún no se ha superado. Según los congresistas es necesario que Uribe continúe en la curul pues, “somos millones de colombianos los que lo queremos y nos sentimos representados por él. Colombia lo necesita”, según plasmaron en un comunicado conjunto.

Agregan que “el país estaba advertido de la inminencia de estos eventos, tendientes a atacar la estabilidad del nuevo gobierno. En los días siguientes estaremos mostrando las evidencias de esta estrategia, donde también, han tratado de implicar al representante Álvaro Hernán Prada. Convocamos a la ciudadanía a rodear al presidente Duque y al presidente Uribe ante estos nuevos ataques, a los que ya estamos acostumbrados”.

A esa petición, también se sumó Gustavo Petro, quien le pidió al expresidente que no renunciara pues “el que nada hace, nada teme”.

En ese sentido el profesor de Ciencia Política de la Universidad Nacional, sede Antioquia, Pedro Luis Pemberthy, sostuvo que “la renuncia de Uribe le quita una bandera a la oposición, con esta renuncia tienen un caballito de batalla menos que seguramente iba a ser utilizado en futuras ocasiones”.

El proceso continúa y el abogado del expresidente Uribe, Jaime Granados, asistió a la Corte Suprema de Justicia para hacer una solicitud formal de pruebas y así empezar a organizar la defensa.

Aunque el jurista se abstuvo de dar declaraciones este miércoles, el día martes –durante su primera visita a la Corte– calificó como “sorpresivo” el llamado a indagatoria. “No vemos que Álvaro Uribe tenga que ver con ese tema y esperamos tener más detalle para realizar el procedimiento oportuno. El presidente ha pedido que todo se investigue con celeridad”, dijo.

FUENTE EL COLOMBIANO

Share This