Oct 1, 2015

Enviado por

En lo que se raja y gana el país en competitividad, según el Foro Económico Mundial

En lo que se raja y gana el país en competitividad, según el Foro Económico Mundial

Que Colombia avanzara cinco puestos en el Índice Global de Competitividad que publica el Foro Económico Mundial, ubicándose en el puesto 61 entre 140 economías, evidencia los retos del país en once de doce pilares que monitorea el organismo internacional.

Al escalar 45 lugares en desarrollo del mercado financiero, pasando del puesto 70 al 25, no puede ser lo único exitoso que tenga el país en el ranquin: en los demás aspectos se perdieron puestos o se permaneció igual.

El tema impositivo es el más preocupante por ser una de las barreras que tiene Colombia en competitividad y atraer mayor inversión, según este Índice de l Foro Económico Mundial.

En el subíndice de “Efectos impositivos”, el país cayó cuatro puestos, del 127 al 131. Y hay más: en el escalafón de naciones con la mayor tasa impositiva, se situó en un preocupante puesto 137, entre 140 economías.

En consecuencia, la tasa impositiva pasó de ser en el periodo 2014-2015, el sexto “factor más problemático para hacer negocios”, a ser este año el principal problema, pesando un 18,6 por ciento del total (ver gráfico).

Incluso, por primera vez, se superó a la “corrupción” que cae a un segundo lugar con el 15,1 por ciento y la inadecuada infraestructura, que pesa un 11,1 por ciento, cae al tercer puesto.

La lupa en otros aspectos

El ranquin midió también “la institucionalidad” pública, donde se retrocedieron tres puestos, bajando del 111 al 114; en infraestructura” se mantuvo estable en el puesto 84; en el “entorno macroeconómico” descendió del puesto 29 al 32.

En salud y educación primaria el país sí avanzó ocho puestos hasta el 97 de 140. Pero en educación superior, retrocedió una casilla, al quedar en el 70. En eficiencia de mercados subió un puesto, del 109 al 108, aunque en eficiencia del mercado laboral retrocedió dos puestos, del 84 al 86.

En “preparación tecnológica” cedió también dos lugares, del 68 al 70. Igual retrocedió cuatro en tamaño de mercado (32 al 36) y en sofisticación de negocios subió del 62 al 69. En innovación apenas subió un puesto del 77 al 76.

Frente a este desempeño del país, Marco Llinás, vicepresidente del Consejo Privado de Competitividad (CPC), indicó a EL COLOMBIANO que sí es importante destacar la mejoría colombiana en el contexto global, pero no puede dependerse solo del desarrollo de un pilar como el mercado financiero, que yendo más allá, destaca el crecimiento que tuvo el país en un subíndice como el de derechos legales donde pasó del puesto 85 al primero en este ranquin 2015-2016.

“No hay que perder de vista que, a pesar de la mejora en el indicador global, si no hubiera sido por esa mejora en el pilar financiero, escasamente se mantendría igual el país frente al año anterior”, manifestó Llinás.

Por su parte, el exsuperintendente de Sociedades, Luis Guillermo Vélez Cabrera, opinó en el diario La República que el país tiene uno de los modelos más modernos en garantías mobiliarias, reconocido por este ranquin, al liderar el subíndice de derechos legales.

“El reto ahora es defender este sistema ejemplar de la ofensiva legal y ojalá las cortes reconozcan lo que ya han hecho las más estrictas mediciones comparativas internacionales: que las garantías mobiliarias son un elemento esencial del desarrollo”, aseveró.

Otros avances destacados

Junto a esta mejora de 84 posiciones, las variables en las que el país más avanzó fueron suscripciones a telefonía de banda ancha (+34), intensidad de la competencia local (+21), regulación del mercado de valores (+17), protección de la propiedad intelectual (+17), número de días para crear una empresa (+16), número de procedimientos para crear una empresa (+13) y nivel de desarrollo de clúster (+12).

Por eso el vicepresidente de Planeación de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, Jaime Echeverri Chavarriaga, manifestó que el país ha tenido enormes retos, tanto en materia macroeconómica, como en otros aspectos como mejorar su desempeño social, sobre todo el relacionado con la equidad.

Por ejemplo, “lo que se hace en competitividad con recursos provenientes de regalías demuestra que se pueden hacer bien las cosas en ciencia, tecnología e innovación. La interacción de los ministerios de Comercio, Industria y Turismo junto con el de Trabajo, e instituciones como el Sena, han ayudado a fortalecer el talento humano que se requiere en el país”, destacó Echeverri.

También reconoció que el monitoreo internacional ha visto los avances de Colombia en simplificación de trámites, dentro de los cuales las TIC han sido claves para que Colombia sobresalga frente a otros países de la región.

“Estos son elementos estructurales que han contribuido a la competitividad del país, lo que indica que se avanza por el camino correcto, con mayor conectividad virtual y una robusta plataforma TIC”, añadió el vicepresidente de Planeación de la Cámara.

Gracias a esta sincronización que cada vez se fortalece más, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa, indicó ayer que confía en que el país siga ascendiendo posiciones.

Lo justifica en los proyectos e iniciativas que adelanta el Gobierno en diferentes frentes y, particularmente, su política de Desarrollo Productivo, “para que nuestros empresarios logren conquistar cada vez más mercados”.

No obstante, el vicepresidente del Consejo Privado de Competitividad cuestionó los bajos niveles de calificación que tiene el país en apertura comercial ante el mundo: “se sigue como uno de los más cerrados, con variables como importación y exportación que todavía son menores como porcentajes frente al Producto Interno Bruto (PIB), según este índice”, concluye, al referirse a la mala nota que da el Foro Económico Mundial a la apertura del sector agropecuario, que sigue amparado en medidas proteccionistas.

FUENTE EL COLOMBIANO

Se ha cerrado los comentarios

Share This