Jun 3, 2014

Enviado por

“En julio se presenta de nuevo la reforma a la educación superior”

La ministra de educación, María Fernanda Campo, habló sobre cómo ha avanzado el sistema educativo del país y los inconvenientes que hay.

Ya son tres años y varios meses de labores los que María Fernanda Campo ha pasado al frente del Ministerio de Educación Nacional.

Allí ha tenido diferentes temas que tratar, como por ejemplo la reforma a la educación superior.

La famosa Ley 30 se presentó en el 2011 y fue retirada por el gobierno luego de que la comunidad académica, sobre todo los estudiantes, solicitaran más espacios para debatir e indicaran que esta contenía diferentes aspectos que no ayudarían a mejorar la educación universitaria.

Dentro de los temas que no gustaron de la reforma estaban la posibilidad de que se crearan universidades con ánimo de lucro, un presupuesto que no alcanzaría y la autonomía universitaria.

Otro de los temas espinosos fue los resultados de las Pruebas Pisa, en las que Colombia ocupó el último puesto entre 44 países, exponiendo lo atrasado que estamos comparados con naciones como Singapur, Canadá o Finlandia.

La Ministra habló con El Colombiano sobre los avances en el tema educativo así como los inconvenientes que todavía se deben resolver en el sistema educativo.

¿Qué balance puede hacer de su periodo a la cabeza del Ministerio?
“Sin duda hemos avanzado en el mejoramiento de la cobertura, la reducción de la deserción y la calidad de la educación. En el 2012 implementamos la política social más importante, al decretar la gratuidad universal en todas las instituciones educativas oficiales del país, lo que beneficia a 8 millones 900 mil jóvenes. Adicionalmente, logramos mejorar la cobertura creando 115 mil nuevos cupos en la educación preescolar, básica y media; y lo que es más importante, de esos cupos el 70 por ciento son del sector rural. Ahora, en el tema de deserción, hoy la taza es del 3.5 por ciento en los centros educativos oficiales desde primaria a bachillerato. Y en la educación superior, de 2010 a 2013 se mejoró la cobertura del 37 al 46 por ciento, lo que quiere decir que se crearon 420 mil nuevos cupos para jóvenes de bajos recursos económicos”.

¿Cuáles son los programas creados para mejorar la calidad educativa del país?
“El programa bandera de nuestro trabajo es Todos a aprender, que se ha focalizado en los chicos de primaria y con el que mejoramos las competencias en español y matemáticas de 2 millones 400 mil niños en 22.400 sedes educativas. También, llegamos con el Plan nacional de lectura y escritura dotando a las escuelas con bibliotecas escolares. Sin embargo, lo más innovador son los 3.100 maestros tutores que elegimos, los mejores de Colombia, para que apoyen el trabajo en el aula de 90 mil profesores oficiales, y les ayuden a transformar la didáctica y la pedagogía. Otra de las prioridades de este gobierno es la atención a la primera infancia. Aquí con el programa de Cero a siempre atendemos a un millón 200 mil niños de cero a cinco años a quienes beneficiamos con atención integral: servicios nutricionales, de salud, académicos y sociales. Estamos llegando al 50 por ciento de cobertura en esta edad en todo el país”.

¿Cómo han trabajado con Antioquia y Medellín?
“Trabajamos de materia articulada tanto con la Alcaldía como con la Gobernación en todos los frentes, usando los programas enlazados a sus propuestas educativas. Se han entregado dos millones de textos escolares en Antioquia y tenemos 250 maestros tutores acompañando a 8.300 docentes. En infraestructura se ha hecho una inversión en estos tres años de 115 mil millones de pesos, renovando 277 sedes educativas, ubicadas en 61 municipios y beneficiando a 60 mil estudiantes. En educación superior la tasa de cobertura en Antioquia supera el 50 por ciento y en Medellín se llegó al 100 por ciento”.

Tratando ya aspectos más específicos y recordando el revés de la reforma a la educación superior, ¿cómo va ese tema? 
“En el 2011 presentamos un proyecto de ley al Congreso que fue retirado porque en el momento la comunidad académica y los estudiantes se opusieron. Según ellos, no había sido suficientemente discutido y concertado, aunque habíamos tenido más de 35 foros y talleres.

Sin embargo, no hemos claudicado en el propósito y desde 2012 se reinició el trabajo y abrimos nuevos espacios de discusión. En 2013 el Consejo Nacional de Educación Superior, Cesu, tomó el liderazgo y se siguió promoviendo el análisis en el que han participado más de 35 mil personas. Ya se está llegando a la fase final del proceso. En julio se presentará el documento que comprende la propuesta de política pública de lo que debería ser la educación superior en los próximos 20 años. Con la reforma podremos avanzar en materia de cobertura con equidad, calidad, ciencia, tecnología e innovación, financiamiento, sostenibilidad, entre otros temas”.

¿En cuáles todavía se presentan inconvenientes pendientes por resolver?
“En la mayoría de los temas abordados encontramos consensos, pero hay temas en los que todavía tenemos disensos como son la financiación, en cómo se conformarán los órganos máximos de dirección universitarios y en la autonomía universitaria. En el texto quedarán explícitas las posturas que existen en esos temas para que el país tenga claridad en qué estamos de acuerdo y dónde hay diferencias”.

Los maestros hace poco estuvieron en paro solicitando cambios en algunos aspectos. ¿En qué quedó la negociación?
“Luego de varios días de negociaciones se llegaron a varios acuerdos que mejorarán la calidad de la educación así como la calidad de vida y dignificación de la labor docente. En el tema más complejo que fue la evaluación de competencias quedó claro que esta no se suspende ni se suprime. Se convino que para este año se aplicará la evaluación para ascenso en el escalafón de acuerdo con el decreto ley 1278 y su decreto reglamentario.

Para el 2015 se conformará una comisión con tres representantes del Ministerio y tres de Fecode para trabajar en la modernización de la evaluación. La idea es que sea más pertinente y multidimensional, es decir, que incorpore aspectos que hoy no se incluyen y que permitirán mejorar la calidad educativa. Luego de dos meses de debates, me comprometeré a llevar el acuerdo al Congreso para que se defina el nuevo modelo, pero si no llegamos a acordar nada la evaluación continuará como se aplica hoy. Igualmente, en salud, nos comprometimos a redoblar esfuerzos financieros y jurídicos para que los prestadores de este servicio les entreguen uno mejor a los maestros. Mientras que la nivelación salarial, creamos una bolsa de recursos por 210 mil millones de pesos para iniciar ese proceso este mes”.

Colombia no tuvo buenos resultados en las Pruebas Pisa. ¿Qué se hará para mejorar?
“Primero es importante tener en cuenta que las Pruebas se hicieron en mayo de 2012. Llevamos poco más de un año y lo que se evaluó son los resultados de los aprendizajes de los estudiantes desde que ingresaron al colegio. Fueron preocupantes porque, igual comparados con los países de América Latina, también quedamos en los últimos lugares. Para mejorar trabajamos desde el Ministerio con apoyo del Icfes, para crear una plataforma tecnológica que nos permita simular las Pruebas Pisa y el tipo de preguntas que realiza, y así los estudiantes se familiaricen con ellas. Las preguntas de Pisa son abiertas, y los jóvenes del país estaban acostumbrados a las de selección múltiple. Por eso creemos que antes de volver a hacer la prueba se deben entrenar para que no sean sorprendidos. Igualmente, seguiremos implementando las políticas y programas desde primera infancia hasta educación superior para transformar la calidad. A esto le podemos agregar el proyecto que se implementará desde el segundo semestre del año con 100 millones de dólares para transformar de manera radical la educación media y los contenidos curriculares, formando maestros y desarrollando currículos flexibles con los que el alumno pueda encontrar su vocación y no deserte”.

¿Y en las Pruebas Saber qué se tiene pensado?
“Acabamos de reformar las Pruebas Saber 11 que se harán el domingo 3 de agosto. Son completamente diferentes y traerán por primera vez preguntas tipo Pisa y evaluarán competencias. Estandarizamos totalmente las pruebas de Estado, desde las que se hacen en tercero de primaria hasta las Saber Pro. Labor que fue avalada por una comisión de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Ocde, como pruebas de clase mundial.

Se ha cerrado los comentarios

Share This