Ago 18, 2015

Enviado por

El norte está alerta a publicidad de las campañas

El norte está alerta a publicidad de las campañas

Con el inicio de la cuarta semana de campaña, los municipios del norte del Valle de Aburrá se empezaron a ver invadidos de pasacalles y pendones con las caras de los candidatos que el próximo 25 de octubre se enfrentarán en las elecciones.

Algunos de ellos, así como sus representantes, han sido juiciosos con los decretos que en cada población regula la ubicación y el número de publicidad política que pueden usar. Mientras que a otros les han retirado aquella propaganda que no cumple con las normas.

Y aunque los números indican que en el norte están acatando más las disposiciones que en el sur, los municipios mantienen control para que sus calles no se les conviertan en un mar de avisos que contaminen el ambiente.

En el caso de Bello, el subsecretario de Gobierno Luis Hernando Pérez, explicó que en lo que va de la campaña política han bajado ocho pasacalles y una valla que se iba a ubicar en una vía concesionada, lo que es prohibido.

Desde las 8:00 a.m. y hasta las 6:00 p.m., sostiene Pérez, un equipo conformado por siete personas realizan el control de la publicidad electoral, verificando que se encuentren donde tienen autorización.

“A través de los comités de garantías electorales entregamos a los partidos y grupos significativos de personas las normas, contenidas en el decreto 2066 que señala cuántos pasacalles o vallas pueden usar los partidos. Igual se muestra que en lugares como monumentos nacionales o donde se obstaculicen señales de tránsito y semáforos no se puede colocar la propaganda”, sostuvo el subsecretario de Gobierno de Bello.

Otros municipios

Girardota tiene cuatro candidatos a la alcaldía y según apuntó el coordinador de espacio público del municipio, Daniel Moncada, estarían más juiciosos que en campañas anteriores. Aseguró que han bajado cuatro pasacalles porque se instalaron sin autorización.

“Sin embargo, hemos tenido un problemita recurrente ya que han pegado afiches en postes de luz o en las cajas de telefonía y en la resolución dice que está prohibido. No obstante, no tenemos problemas graves y con los representantes de partidos se realizan reuniones para mantener el orden”, añadió el coordinador Moncada.

Ahora bien, en Copacabana el decreto que regula la publicidad política en elecciones fue un trabajo en el que todos los actores electorales y autoridades trabajaron mano a mano.

“Con partidos políticos y gobierno municipal se construyó la norma para evitar sanciones más adelante y no imponer el decreto, por eso decidimos hacerlo con todos los involucrados”, manifestó el secretario de Gobierno del municipio, Felipe Pineda.

Con el decreto 094 del 24 de julio de 2015 se reglamentó el uso de piezas publicitarias que ahora pueden verse en la población que cuenta con cuatro aspirantes.

A pesar de ello, los coordinadores de espacio público en Copacabana retiraron la semana pasada cinco pasacalles y tres pendones que se regresaron a sus dueños.

“Una o dos veces a la semana, si es posible, hacemos el recorrido para revisar la ubicación de la propaganda, la cual no se puede poner en puentes peatonales, postes de luz, entre otros espacios. La semana pasada fue un tiempo pedagógico, donde les recordábamos a los infractores la normatividad. Pero desde esta semana, si siguen infringiendo el decreto, las nuevas infracciones serán notificadas al Consejo Nacional Electoral para que se haga respetar la Ley 30 de 1994”, agregó el secretario de Gobierno de Copacabana.

En fin, a punto de cumplirse el primer mes de campañas, los municipios del Valle de Aburrá ya combaten a los transgresores de la norma.

El derecho a realizar propaganda política es para todos los candidatos a alcaldías, gobernación y concejo, como también lo es el derecho a tener un ambiente limpio.

FUENTE EL COLOMBIANO

Se ha cerrado los comentarios

Share This