Jul 9, 2014

Enviado por

El Centro se agita entre poderes legales e ilegales

La explosión de una granada y el desalojo del Bazar de los Puentes son expresiones de la convulsión. Las “convivir” estarían en el foco del problema.

A las 8:45 p.m. del pasado sábado, la explosión de una granada en el cruce de la carrera Cundinamarca con avenida de Greiff, que mató a una mujer y dejó heridas a 32 personas más, puso en evidencia un problema del que muchos hablan y que, por años, ha estado ahí, latente en Medellín.

La comuna 10 (La Candelaria), conocida por todos como el Centro, tiene los más altos indicadores de delitos de alto impacto de la ciudad.

Ayer, Luis Fernando Suárez Vélez, vicealcalde de Gobernabilidad y Seguridad, reportó que este año se han cometido 70 homicidios en esta zona frente a 81 del mismo periodo de 2013. También señaló que, con corte al 15 de junio, se produjeron 673 capturas en 2014, mientras que en el mismo lapso del año anterior fueron 619. En 2013 se presentaron 577 casos de hurto de carros, mientras que en el mismo periodo del presente año fueron 413.

Una opción es restar los casos que ocurren de un año a otro (homicidios, hurtos); otra, no alejada de la realidad, es sumarlos.

Con diferentes hipótesis, autoridades y analistas coinciden en que uno de los protagonistas de la agitación que se vive en el Centro son los grupos delincuenciales que allí se conocen como “convivir”.

Reacomodo
Para el vicealcalde, los últimos hechos de violencia son la muestra de un reacomodo de los ilegales tras los golpes que les han dado las autoridades en el Plan Integral de Intervención del Centro.

Indicó que en 2012 esta comuna tenía 13 cuadrantes de Policía y ahora cuenta con 66. Además, a las 120 cámaras de seguridad que había les sumaron otras 150. “Tenemos Policía Judicial al frente de las cámaras para capturar basados en los registros de los equipos”, añadió el funcionario.

Precisó que en 2013 instalaron cuatro salas móviles para facilitar las denuncias de los ciudadanos y “se han hecho intervenciones muy importantes en el espacio público, porque aquí los delincuentes venden el espacio público”.

Recordó que el 19 de marzo del año pasado se hizo la intervención en la calle Barbacoas, donde funcionaba una olla de vicio. “Allí identificamos 12 cuevas que se sellaron y se entregaron a la Fiscalía para extinción de dominio. Hoy Barbacoas es muy distinto”, comentó y agregó que luego vinieron intervenciones en Bolívar con Zea, La Bayadera y avenida de Greiff con Zea.

“Hace un mes capturamos integrantes de las “convivir” del Centro”, anotó.

Y el pasado 16 de junio la Alcaldía selló los 453 locales del Bazar de los Puentes, pues la Fiscalía halló que varios de ellos tenían vínculos con la venta de droga.

Estaban ocupados 400. De ellos, la Alcaldía reubicó a 90 comerciantes en Plataforma C y en otros centros comerciales populares, que son del Municipio. Los demás vendedores, en su mayoría, se asentaron en los bajos del metro, a la altura de la estación Prado.

El pasado lunes la Policía los desalojó de allí, lo que generó enardecidas protestas de los comerciantes.

William Gil Montoya tiene 66 años y lleva 50 como comerciante. Los últimos siete los pasó en el Bazar de los Puentes vendiendo herramientas. Con rabia, declaró: “No sé qué va a pasar con nosotros, no somos violentos; la mayoría somos de la tercera edad, que no nos traten como narcotraficantes. Hace siete años estábamos en Bolívar y nos metieron al Bazar de los Puentes. Ahora pedimos reubicación e indemnización, porque somos muy pobres”.

“No es territorio del Estado”
El sociólogo Luis Guillermo Pardo Cardona, presidente del Centro Consultoría de Conflicto Urbano C3, señaló que entre 2011 y 2012 su entidad hizo una investigación que encontró la presencia de 42 “convivir” que hoy se mantienen en el Centro.

En esta comuna, señaló, pagan extorsiones o vacunas buses, tiendas, hoteles, moteles… “Todo tipo de actividad comercial. Hasta los vendedores de minutos de celular y las prostitutas. Las rentas por extorsiones son de 3.100 millones de pesos al mes”, afirmó Pardo.

Agregó que el estudio arrojó que en el Centro se cometen a diario 19 delitos, entre ellos la corrupción.

Por ello, aseguró que “la comuna 10 no es territorio del Estado; el poder es compartido con los ilegales. Mucha gente, cuando tiene un problema de hurto, llama a la “convivir” y no a la Policía”.

Para el investigador, el pacto entre la “Oficina” y los “Urabeños”, del que se habla desde hace un año, generó una reorganización que incluye las “convivir” del Centro. “Veo una tendencia hacia una reunificación de estas estructuras”, comentó.

Guerra entre las “convivir”
En su sitio web Análisis Urbano (analisisurbano.com), Luis Fernando Quijano Moreno, presidente de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social (Corpades), afirma que en el Centro “se inició una guerra cuya directriz es ser un poco silenciosa o disimulada, no es directamente declarada entre la “Oficina del Valle de Aburrá” y los “Urabeños”, pero es al interior de un grupo, las “Convivir”, dividido en dos bandos, cada uno avalado por las estructuras de crimen organizado mencionadas”.

En conclusión, describe el informe, “el control territorial del Centro entró en disputa. Ha estado en manos de la “Oficina del Valle de Aburrá”, pero ahora quiere ser cooptado, a través del plomo, por los “Urabeños”. Se declararon la guerra a través de las “Convivir””.

El concejal Jesús Aníbal Echeverri Jiménez conceptuó que hay una guerra interna entre las bandas del Centro. “En años anteriores los bandidos manejaban el Centro de manera casi reglada entre ellos mismos, pero ahora, con la arremetida de la Administración contra las plazas de vicio y otros ataques fuertes, se generó controversia entre estos bandidos. Los bandidos del Centro están divididos, es un problema territorial”.

Para el corporado, la Administración se equivocó en el desalojo del Bazar de los Puentes, pues “encontraron 70 módulos con problemas de armas y droga y faltó cariño con el resto de la gente. Ahora muchos están tirados aguantando hambre, porque ellos viven del diario”.

Se ha cerrado los comentarios

Share This