El caso López desnuda la crisis del régimen chavista

El caso López desnuda la crisis del régimen chavista

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, tuvo que volver a recurrir, en los últimos días, a la tesis del golpe de Estado para intentar aplacar el descontento y el rechazo ante las últimas revelaciones sobre el caso Leopoldo López —por parte del propio fiscal, el ahora exiliado Franklin Nieves, que admitió haber sido presionado para armar falsa evidencia—.

“¿Ustedes han visto a la derecha hacer campaña electoral? No, ellos están pendientes de aumentar la guerra económica, de hacer pactos con los paramilitares para que haya una oleada de criminalidad. La derecha nacional e internacional no se está preparando para unas elecciones sino para un golpe contrarrevolucionario a partir del 6 de diciembre”, afirmó ayer Maduro en un discurso en Caracas durante un acto.

El sucesor de Hugo Chávez declaró a su gobierno “en emergencia” e instó a activar un “plan antigolpista en unión cívico-militar”.

Tal como informó ayer The Wall Street Journal, Nieves está “junto a su esposa y sus dos hijas en Miami, donde la familia busca asilo político”. Quien fuera fiscal del caso López afirmó el sábado que se exilió “en virtud de la presión que estaba ejerciendo el Ejecutivo nacional y mis superiores para que continuara defendiendo las pruebas falsas con que se condenó a Leopoldo López”.

“Quienes me conocen saben el dolor que me daba el continuar con esta farsa y con ese juicio, violándole los derechos a esta persona (…) A mis amigos jueces y fiscales los invito a decir la verdad, como yo en este momento quiero hacer lo correcto: perder el miedo”, agregó.

En declaraciones al diario neoyorquino, Nieves pidió perdón a López, su familia y a los venezolanos, y reiteró que “este fue un juicio netamente político y debe ser nulo. Se violaron sus derechos humanos al negarle sus testigos y todas las pruebas que solicitó”.

Condena global y local

Como era de esperar, en Venezuela la noticia sobre las revelaciones y denuncias de Nieves se debatió y difundió principalmente por redes sociales, tras la publicación el sábado del video del jurista en el portal de Internet La Patilla.

En todo caso, para Nelly Arenas, docente de ciencias políticas de la Universidad Central de Venezuela, días después ya se empiezan a ver las consecuencias del escándalo.

“Acabo de ver que el propio Pablo Iglesias, considerado un aliado en España del chavismo, realizó una declaración en la que se distancia de las acciones del gobierno de Maduro y sus presiones a la justicia para obtener resultados de su interés. Ya se pueden ver los efectos internacionales, en donde incluso personajes o gobiernos cercanos condenan lo ocurrido. Hay que imaginarse qué pasará en otras instancias”, recalcó.

“Pero en el escenario interno también se puede afirmar que lo ocurrido le reitera a los venezolanos del común, a pesar del discurso en contra de la fiscal general,Luisa Ortega, que hay un gobierno autoritario, que ha logrado controlar todos los poderes y que además tiene en la picota a todo el liderazgo opositor que se perfile a disputarle el poder en el futuro”, agregó.

Para el periodista Miguel Ángel Román, conductor del programa Café y Noticias, “el régimen intenta ahora quitarle asidero legal a lo dicho por Nieves, al afirmar que no lo hace dentro del proceso judicial. Para la opinión pública, es claro que los poderes en Venezuela están supeditados a lo que un partido político diga. En cualquier caso, la esperanza de la gente es lograr un triunfo en las elecciones de diciembre”.

FUENTE EL COLOMBIANO

Share This