Oct 16, 2014

Enviado por

Eduque a sus hijos sobre la red

Los padres deben vigilar el uso que los pequeños les dan a los dispositivos electrónicos.

En cualquier época del año los padres deben permanecer alertas a cualquier signo que puedan indicarles que sus hijos se sienten incómodos cuando navegan por la red, cambian de comportamientos o están expuestos a un peligro derivado de su actividad digital, señala a la agencia Efe Ovanes Mikhailov, director general de Kaspersky Lab Iberia.

“Los mayores no deben despistarse ni relajar la vigilancia de los menores, tanto en las vacaciones como durante la nueva etapa lectiva, cuando pueden adquirir mayor virulencia ciertas amenazas, como el acoso electrónico o conductas desajustadas como la adicción tecnológica”, enfatiza Mikhailov.

Kaspersky Lab, en colaboración con Reteatro y Fundación Alia2 y con la ayuda de expertos en seguridad y pedagogos en España, ha puesto en marcha el proyecto Familia Segura (www.familiasegura.es) que busca concientizar a los jóvenes sobre los riesgos que puedan encontrarse en la red, fomentando un uso seguro de las tecnologías y un comportamiento respetuoso.

Según Mikhailov, dentro de este proyecto funciona una Escuela de Padres que les acerca al mundo de Internet, sus peligros, cómo evitarlos, minimizarlos y enfrentarse a estos problemas, para que tanto padres e hijos conozcan los riesgos y sean conscientes de que una vida saludable navegando por la red es posible.

Los peligros
Para Mikhailov, uno de los peligros a los que se enfrentan los jóvenes en internet en el curso escolar es el ciberbulliyng, que incluye “el acoso a través de mensajes directos hacia la víctima, la humillación pública en foros de internet, la creación de información falsa para desprestigiarla, suplantar su identidad para publicar contenidos en sus redes, desvelar información privada o grabar en vídeo una agresión y publicarla”.

Otra de las principales amenazas en línea es el grooming, una de cuyas variantes más habituales -según Mikhailov- “es la posesión de alguna imagen íntima que el chantajista amenaza con hacer pública en caso de que no sean satisfechas sus peticiones de índole sexual”.

Estas solicitudes suelen consistir en el envío de imágenes eróticas por la webcam pero, si hay proximidad, puede llegar a solicitarse un encuentro personal con el grave riesgo que ello implica.

Otro de los peligros que aumentan al iniciarse el curso, cuando el niño o joven reanuda el contacto físico con una gran cantidad de personas y compañeros, es el sexting, que según Mikhailov, “se refiere al envío de mensajes o fotografías sexualmente explícitas por medios electrónicos, especialmente teléfonos móviles”.

“¡Es ilegal compartir fotografías de menores donde aparezcan desnudos o haya contenido sexual, incluso si se comparten con otros menores!”, recalca el experto de Kaspersky Lab.

“Los padres también deben estar atentos a la tecnoadicción o uso desproporcionado e incontrolado de los dispositivos electrónicos por parte de sus hijos; a su exposición a servicios prohibidos, como juegos de azar, casinos, apuestas o a páginas de contenido adulto de tipo sexual y al phishing o robo de datos personales para acceder a cuentas bancarias o correos privados”, señala Mikhailov.

Se ha cerrado los comentarios

Share This