DUQUE PASÓ UNA SEMANA ENTRE CRÍTICAS Y DESACIERTOS

DUQUE PASÓ UNA SEMANA ENTRE CRÍTICAS Y DESACIERTOS

Dos retos importantes tuvo el presidente Iván Duque en los últimos días: sacar adelante la reforma a la justicia y entregar la propuesta de terna para que la Corte Suprema de Justicia eligiera un fiscal ad hoc que pueda investigar a fondo los casos de corrupción de la multinacional Odebrecht en el país.

Pero ni lo uno ni lo otro se le dio al mandatario. La reforma a la justicia que venía tambaleando, llegó a la Cámara con más dudas que certezas. Mientras los tiempos parecían cada vez más apretados, el Partido Liberal, a través del presidente de la Cámara, Alejandro Chacón, se interpuso al trámite del proyecto con una serie de señalamientos contra la ministra de Justicia, Gloria María Borrero.

El representante la acusó de “ineptitud y falta de conocimiento”, y la ministra, por su parte, lo culpó de engavetar la reforma y no propiciar su trámite natural.

Este enfrentamiento reflejaba que el ambiente en el Congreso para que una reforma de ese calibre fuera aprobada, no era el ideal. Hasta Duque declaró que si la propuesta perdía su esencia, prefería pedir que la retiraran de la agenda, pero esto no fue necesario, ya que el martes se hundió y con ella, la esperanza del Gobierno de lograr cambios sustanciales en la rama.

Dos días después, el jueves, la Corte Suprema de Justicia rechazó la terna propuesta por Duque para el fiscal ad hoc, otra salida en falso. El alto tribunal argumentó que no podía elegir entre dos, luego de la renuncia a la nominación por parte de Margarita Cabello. Además, el mandatario fue criticado por convocar a tres opcionados no penalistas y porque dos de los tres podían quedar inhabilitados por la prohibición de tener cargos públicos. Tras la devolución de la terna, Duque deberá entregar una nueva este lunes, pero la Corte no se volverá a reunir hasta el próximo año.

Patricia Muñoz, directora de posgrados de Ciencia Política de la Javeriana, dijo que el equipo de Gobierno es joven y tiene menos experiencia en política. “Lo importante será que con su juventud el proceso de aprendizaje y reconocimiento de las regiones se dé rápidamente”.

Acciones que disgustan

A la difícil situación en lo político se sumó un video de Duque cantando “Caminante no hay camino”, con su homólogo ecuatoriano Lenín Moreno. Si bien en sí no es un hecho determinante en la política, generó desconcierto porque sucedió en simultáneo, por ejemplo, la octava manifestación de los estudiantes.

Para Muñoz, el Gobierno debe mejorar sus procesos comunicativos. “Tienen que ser más cuidadosos y rigurosos con la comunicación pública. No son infortunios sino errores por falta de previsión”.

Por último, Jorge Coronell, docente universitario, indicó que, efectivamente, los presidentes están acostumbrados a ejercer una forma de gobernar de cara a la sociedad, “mostrándose cercanos, pero corren el riesgo de cometer imprudencias o actos desafortunados”, opinó.

FUENTE EL COLOMBIANO