Defensores de derechos humanos condenaron juicio a hijo de Gadafi

Defensores de derechos humanos condenaron juicio a hijo de Gadafi

Injusto, desproporcionado y con graves violaciones. Así calificaron ayer dos de las organizaciones defensoras de los derechos humanos más importantes del mundo, Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI), el juicio por el que fue condenado a muerte el hijo del fallecido dictador libio Muamar al Gadafi, Seif al Islam, y otros ocho exfuncionarios de su régimen.

La sentencia fue emitida ayer por un tribunal libio, después de un procedimiento que, según sendas ONG, contradicen los estándares de justicia internacionales.

“El juicio se ha visto afectado por denuncias persistentes y creíbles de violaciones en el proceso que merecen una revisión judicial independiente e imparcial”, afirmó Joe Stork, subdirector para Oriente Medio y África de HRW.

Insistió en que “las víctimas de los graves crímenes cometidos durante el levantamiento de 2011, conocido como la Primavera Árabe, merecen que se haga justicia, pero solo se logrará a través de un proceso justo y transparente”.

“Hay serias dudas respecto a que los jueces y fiscales puedan ser verdaderamente independientes debido a la anarquía total que prevalece y al hecho de que ciertos grupos están protegidos de modo descarado por la justicia”, afirmó Stork.

Amnistía Internacional también subrayó la incapacidad de Libia de administrar la justicia en base a los criterios internacionales, sobre todo en las actuales circunstancias de conflicto y división en el país norteafricano.

“El juicio pone en evidencia la debilidad del sistema de justicia que pende de un hilo en un país en guerra sin una autoridad central”, dijo Philip Luther, director para Oriente Medio y el Norte de África de AI.

Ambas organizaciones solicitaron que la sentencia sea revisada por la cámara de casación del Tribunal Supremo de Libia, y que no sólo se revisen los hechos sino la interpretación y aplicación de la ley por el Tribunal Penal de Trípoli, que emitió el polémico veredicto.

El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjørn Jagland, también censuró la pena de muerte dictada en Libia contra Seif al Islam y pidió que su caso recaiga sobre el Tribunal Penal Internacional de la Haya “para garantizar un juicio justo”.

Durante el juicio, Seif al Islam fue acusado de reclutar mercenarios a los que se les dio nacionalidad libia, planear y ejecutar ataques sobre objetivos civiles desde el aire, formar grupos armados y disparar a masas de manifestantes. Entre los cargos por los que fue condenado estaban incitación al asesinato y a la violación.

La defensa anunció ayer que apelará la sentencia.

FUENTE EL COLOMBIANO

Share This