Crisis de la salud agrava finanzas de los hospitales en Medellín

Crisis de la salud agrava finanzas de los hospitales en Medellín

“Tenemos todos los síntomas, están claros. Sabemos la solución y el medicamento, que en este caso es el dinero”. De esta manera Luis Guillermo Saldarriaga, director administrativo del Hospital Pablo Tobón Uribe y vocero del grupo Somos 14+1 define la crisis financiera que atraviesan las principales instituciones hospitalarias de Medellín desde finales del año pasado por el no pago de las deudas por parte de las EPS y el Gobierno Nacional.

La crisis de la salud obligó a que los 14 hospitales más importantes de la capital antioqueña unieran sus esfuerzos en la búsqueda de soluciones al déficit que hoy tienen en sus cuentas y que entre todos suma 1 billón 474 mil millones de pesos en cuentas que llevan más de 200 días en mora. De acuerdo con Saldarriaga,“Somos 14+1 representa más del 80 por ciento de las camas de alta complejidad en la ciudad. Funcionamos con 480 camas y estas entidades representan 21 mil empleos directos de personal calificado. Lo que nosotros estamos haciendo responsablemente es informar a la comunidad, diciendo que si nosotros no recibimos el pago por lo que es nuestro trabajo nos vamos a quedar sin poder funcionar en algunas cosas”.

Y es que de acuerdo con la cartera de los hospitales que componen esta organización, la IPS Universitaria es la más perjudicada con deudas vigentes al 30 de junio de 2015 de 310 mil millones de pesos en 204 días sin recibir pago de las empresas prestadoras de salud. Tanto repercusión ha tenido la deuda sobre esta institución que “tomamos la decisión de reducir 10 camas para la atención en pediatría, cerramos uno de los dos quirófanos en las noches y en el día pasamos de atender en 12 quirófanos a siete”, explicó Juan Edgar Marín, Jefe de Contratación de la IPS Universitaria.

Así mismo, en días pasados, el Hospital Universitario San Vicente Fundación, otro de los integrantes de Somos 14+1, no pudo pagar la factura de servicios públicos avaluada en 216 millones de pesos y tuvo que concertar con EPM la financiación de la deuda para no tener inconvenientes en el funcionamiento normal del hospital y la atención de los pacientes.

“Hemos acudido a las diferentes autoridades y nos han recibido. Hemos conversado en todos los estamentos y el año pasado tuvimos unas mejoras en la compra de cartera, pero infortunadamente esas medidas no han sido lo suficientemente impactantes como para mantener un recaudo e ingreso para todos los hospitales y clínicas”, agregó el director administrativo del Hospital Pablo Tobón Uribe.

Urgencia de plata

El anuncio de este martes del ministro de Salud Alejandro Gaviria, en el que el Gobierno se compromete a destinar 1.5 billones de pesos para aliviar las finanzas en los hospitales fue adoptada como una solución parcial y no definitiva por parte de Somos 14+1. Sus voceros señalaron que un compromiso similar se adoptó en 2014 pero en realidad esas ayudas nunca llegaron y, por eso, el punto de no retorno que hoy pone en ‘cuidados intensivos’ a la salud en Medellín.

“Desde diciembre hasta junio 30 esas medidas no se implementaron. Es importante que ese anuncio del Ministro se concrete, se materialice y se puede llevar a feliz término el proceso en el que nosotros podamos pagar a los proveedores con los que estamos muy asfixiados. También es importante que se den recursos nuevos para desatracar esas deudas, porque en el corto tiempo no se podrán prestar servicios con la calidad que exige hoy el sistema de salud”, dijo Juan Edgar Marín.

Somos 14+1 aclaró que la Ley 1122 establece que en cinco días hábiles luego de la prestación del POS, una EPS debería cancelar el 50 por ciento del total del servicio y en 30 días el 80 por ciento. “Acá los aseguradores se acostumbraron a que ellos se demoran lo que quiera y no pasa nada. Es más, después de un tiempo las EPS nos dicen: ‘¿cuántos me va a rebajar yo le pago?’, y cómo le vamos a rebajar si antes ellos son los que nos deberían pagar intereses de mora por todo ese tiempo. En muchos casos nos ha tocado recurrir a cobros jurídicos y eso aumenta los gastos”, acotó Saldarriaga.

Un balance realizado por las instituciones hospitalarias reveló que una de las EPS que más tiene cartera morosa es Savia Salud, con 264 millones de pesos en un plazo de 180 días. La Nueva EPS sigue en la lista con 143 millones de pesos en 203 días y Coomeva 124 millones de pesos en 227 días. Casos como el de EmdiSalud es aún más preocupante al revelar que deben cerca de 40 millones en un acumulado de más de 720 días de cartera.

Hubo plantón

Luego de conocer la intervención monetaria que realizará el Gobierno Nacional con lainyección de dinero para aliviar la crisis hospitalaria, las cerca de 600 instituciones prestadoras de salud realizaron este miércoles un plantón en defensa de la salud de los colombianos. En un comunicado conjunto señalaron que pedirán el pago de los cerca de 12 billones de pesos que se les debe y consideraron como ineficaces las soluciones dadas por el ministro de Salud, Alejandro Gaviria.

En Antioquia, Bogotá, Boyacá, la Región Caribe, Tolima, Santander y Valle del Cauca, empleados y usuarios manifestaron su rechazo saliendo a las calles ante la crisis inminente que recae sobre el sistema de salud en Colombia.

FUENTE EL COLOMBIANO

Share This