Oct 21, 2015

Enviado por

Congreso no investigará a Dilma por caso Petrobrás

Congreso no investigará a Dilma por caso Petrobrás

Como muchos brasileños esperaban, en un Legislativo controlado por los partidos políticos involucrados en el escándalo de la empresa estatal Petrobrás, el informe inicial de la investigación del Congreso sobre el caso de corrupción concluyó, el lunes a última hora, que ni dirigentes ni políticos delinquieron, y que proveedores y empleados corruptos fueron responsables de los sobornos.

Luiz Sergio, legislador del gobernante Partido de los Trabajadores e integrante del comité investigador, criticó en el informe el manejo de la policía y de los fiscales de la investigación conocida como “Lavado de Autos” sobre arreglo de contratos, sobornos y coimas a políticos en Petrobrás.

Para el oficialista, hubo un “un exceso de acuerdos de culpabilidad a cambio de la reducción de sentencias para obtener confesiones”, de actores clave en el caso.

Sergio pone incluso en entredicho el hecho de que la justicia brasileña haya encontrado indicios de los sobornos en las cuentas de las empresas involucradas en el escándalo.

“Es imposible creer que hubo dinero directamente destinado a sobornos políticos en las arcas de las compañías. Esa es una afirmación exagerada por los investigadores”, afirmó. “La tesis de que se institucionalizó la corrupción en Petrobrás es cuestionable. Esta hipótesis es injusta con miles de empleados”, agregó.

Implicaciones

Aunque el Legislativo blindó, con estas acciones, a parte de la clase política brasileña implicada en los escándalos de corrupción, el caso Petrobrás sigue su curso en el Poder Judicial. El presidente del Tribunal Supremo, Ricardo Lewandowski, dejó claro el compromiso de la justicia del país por dar con los culpables.

“Lo que está pasando ahora yo diría que es una revolución, porque el Poder Judicial se está ocupando de los escándalos, así que no tengo ninguna duda de que todo saldrá a la superficie, saldrá a la luz”, dijo en un acto en Washington, E.U, ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Lo que está ocurriendo ahora en Brasil es el resultado de la independencia de nuestros jueces”, agregó.

A Dawisson Belém, docente de la Universidad Federal de Minas Gerais, no le sorprendió, tal como a gran parte de la ciudadanía, el hecho de que el caso no prospere en un Legislativo que tiene involucrados a “55 congresistas, incluidos el expresidente Fernando Collor de Mello (que ya sufrió un proceso de impedimento en 1992), el presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, y el presidente del Senado Renan Calheiros.

FUENTE  EL COLOMBIANO

Se ha cerrado los comentarios

Share This