Dic 16, 2014

Enviado por

Como Australia, ningún país está libre del horror del yihadismo

Lejos de las batallas sangrientas que se libran en Medio Oriente entre etnias y religiones, Australia se vio sorprendida, durante 16 horas, tiempo en el que Man Haron Monis, clérigo musulmán de origen iraní, tomó 17 rehenes en una central cafetería de Sidney, ciudad más poblada del país.

De inmediato la atención mundial se volcó a observar los hechos, así fuera un solo fanático religioso el que enarbolaba banderas negras con frases en árabe y amedrentaba a las víctimas. En un principio se pensó que se trataba de estandartes del Estado Islámico, pero expertos descartaron esto posteriormente al explicar que se trata del testimonio fundamental de islamismo:

La bandera dice: “no hay más Dios que el Dios, y Mahoma es su profeta”. Esta consigna ha sido utilizada por cualquier grupo yihadista del planeta, pero se trata en todo caso de una frase universal del Islam, que no se limita en absoluto al fundamentalismo”, dijo al local Canal 7 Anne Azza Aly, investigadora en sociología y relaciones internacionales de la Universidad de Curtin.

Balance policial

Las horas de terror iniciaron sobre las 9:30 a.m., del lunes en Australia (5:30 p.m., del domingo en Colombia) y se cerraron sobre la 2:00 a.m. del martes, tiempo australiano. En ese momento, no obstante, el balance no estaba claro y la ciudadanía se iba a dormir sin tener claro que había pasado. Pocas horas después, con el amanecer, ya trascendía que la operación no se había saldado a la perfección y que aunque se logró dar de baja al terrorista, este mató a dos de sus rehenes.

Los muertos fueron un hombre de 34 años y una mujer de 38 de los que la policía no ha facilitó, al cierre de esta edición, más datos.

Un mal mundial

El Colombiano consultó con expertos sobre el tema, que coincidieron en que naciones distintas a E.U. y las europeas no están reaccionando a una amenaza terrorista que puede afectar a cualquiera.

“En Colombia somos pocos los que estamos pidiendo al gobierno que reglamente y vigile seriamente los indicios de grupos fundamentalistas que podrían entrar al país. Lo de Australia demuestra que en el mundo no se están tomando suficientes precauciones contra un problema que no solo afecta a E.U. y Europa, sino también a sus aliados”, advirtió Julián Zapata, cofundador del Centro Cultural Islámico.

“Si en el futuro hay terrorismo fundamentalista en América Latina, será porque no prevenimos su entrada y porque pensamos que vivíamos en otro mundo. Eso podría pasar”, agregó.

Hasan Turk, politólogo y analista de asuntos internacionales, no considera que Colombia o A.L. esté ante un peligro similar al de Australia, pero cree, no obstante, que el Estado debe tomar las precauciones necesarias: “los australianos son un aliado clave en la coalición contra el terrorismo y el Estado Islámico. Por tanto, no se pueden comparar. No obstante, A.L., por pertenecer a Occidente, debe siempre tomar medidas preventivas.”

Se ha cerrado los comentarios

Share This