Jul 11, 2014

Enviado por

Cien palestinos muertos y 300 construcciones destruídas en ofensiva israelí en Gaza

Dos personas murieron este viernes en un bombardeo israelí contra un vehículo que circulaba por el campo de refugiados palestinos de Al Bureij, en el centro de Gaza, lo que eleva a 100 los palestinos muertos y a casi 700 los heridos durante los cuatro días de ofensiva militar israelí, informaron fuentes médicas.

Entre las últimas víctimas mortales de los ataques de la aviación israelí antes del amanecer figuran ocho personas, entre ellas un niño de corta edad y otro de 7 años, informó el Ministerio de Sanidad en Gaza.

El Ejército israelí bombardeó este viernes con intensidad a Gaza dentro de la ofensiva militar Margen protector, mientras que las milicias palestinas continuaron con el lanzamiento de cohetes contra Israel.

El bombardeo más grave se produjo contra una vivienda de la ciudad de Rafah, al sur de Gaza, donde cinco miembros de la misma familia perdieron la vida, un acto sin previo aviso que según los vecinos, destruyó completamente el edificio y varias propiedades aledañas.

Aviones y embarcaciones de guerra de Israel atacaron de madrugada unos 50 objetivos en la Franja, entre ellos cuatro casas, una de ellas próxima a un túnel en el sur de Gaza.

De acuerdo a organizaciones humanitarias, más de 300 viviendas de la franja han sido totalmente destruidas y varias severamente dañadas, que han dejado a más de dos mil personas sin hogar.

El Ejército israelí indicó en un comunicado que en las últimas 24 horas ha atacado aproximadamente 210 lugares en el enclave palestino como lanzaderas de cohetes de largo alcance, instalaciones de Hamás, subterráneos para el contrabando de armamento o complejos donde se entrenan grupos armados.

Desde la comunidad internacional e Israel se han escuchado críticas en los últimos días contra la estrategia seguida por el Ejército israelí de atacar viviendas de civiles bajo la justificación de que alguno de los residentes está vinculado al movimiento islamista Hamás.

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, denunció hoy la escalada del conflicto en la Franja y recordó a Israel que viola la ley internacional cuando bombardea áreas pobladas y especialmente viviendas.

“Hemos recibido informes muy preocupantes que indican que la mayoría de las víctimas civiles, incluidos niños, ocurrieron como resultados de bombardeos sobre casas. Estos informes levantan muchas sospechas sobre si Israel cumple la ley internacional”, dijo Pillay.

Atacar las casas donde residen civiles es una violación de la ley humanitaria internacional a menos de que esos hogares tengan un uso militar. En caso de duda, edificios usados de forma ordinaria por civiles, como casas, no son un objetivo militar legítimo”, advirtió la Alta Comisionada.

“Incluso cuando se identifica que un hogar es usado con fines militares, cualquier ataque debe ser proporcionado y se deben tomar todas las precauciones posibles. El Gobierno de Israel debe asegurarse de que respeta los principios de distinción, proporcionalidad y precaución en sus ataques, como se le requiere bajo la ley humanitaria internacional”, añadió Pillay.

La Alta Comisionada se mostró alarmada tanto por la operación militar israelí en Gaza como por el lanzamiento indiscriminado de cohetes desde la Franja hacia Israel, que supera los 600 desde el comienzo de la ofensiva israelí.

Recordó, asi mismo, que las dos partes en conflicto están obligadas a investigar cualquier violación de la ley con el fin de juzgar a los culpables y obtener compensación para las víctimas.

En la misma línea, la ONG israelí Betselem reiteró ayer que bombardear las viviendas familiares de los milicianos palestinos viola el derecho internacional humanitario.

Israel dice haber atacado alrededor de 1.090 objetivos por mar y aire desde el inicio de la ofensiva el 8 de julio.

Se ha cerrado los comentarios

Share This