Ago 24, 2015

Enviado por

Buenos hábitos vienen de casa

Buenos hábitos vienen de casa

Según la Organización Mundial para la Salud, si la tendencia en aumento peso continúa como hasta el momento, para 2025 se incrementará a 70 millones de infantes obesos (de 0 a 5 años).

De ahí que sea muy importante inculcarles costumbres saludables a los consentidos del hogar, pero como los niños aprenden del ejemplo, todos tienen que vivir en bienestar.

Uno de los puntos más importantes en los primeros años de vida es la nutrición, así que crear buenos hábitos alimenticios es vital.

“Es fundamental formar buenos hábitos alimentarios en esta etapa, si se es obeso en la infancia es probable seguir siéndolo en la edad adulta. Las oportunidades que los niños tienen de comer por fuera del ambiente familiar aumentan por lo que se exponen a diferentes alimentos y diversas formas de preparación y, la mayoría de las veces, son impulsados a comer lo mismo que sus amigos, por lo que es un reto motivarlos para que aprendan a seleccionar una alimentación saludable”, explica Marcela Barajas, nutricionista.

La profesional sugiere que los niños tengan cinco tiempos de comida diaria: 3 principales y 3 refrigerios, las cuales deben es estar compuestas por los siguientes alimentos: 4 o 5 porciones de cereales, raíces, tubérculos y plátanos, 2 porciones de hortalizas y verduras, de 3 a 4 porciones de frutas, 1 a 2 porciones de carne, pollo o pescado, frijol, arveja o garbanzo secos y 2 porciones de leche, kumis, yogur o queso.

Sin embargo, debe evitarse el consumo de bebidas azucaradas como gaseosas y jugos industrializados; así mismo, la ingesta de fritos empaquetados por su alto contenido

¿Y para la lonchera?

Para cuidar lo que el niño consume fuera de casa, lo ideal es que los padres se encarguen de enviar la lonchera a sus hijos o que estén informados de lo que se les suministra en los jardines escolares.

Usted puede incluir frutos secos, que aportan energía; frutas que brindan fibra y vitaminas; sánduches, realizados con productos con bajo contenido de sodio y grasas; y una bebida láctea que sea preferiblemente con probióticos y bajo contenido de azúcar.

Recomendaciones

Alimentación: cuide de que en la ingesta diaria estén incluidos todos los grupos de alimentos, motive a sus hijos a consumir frutas y verduras frescas.

Bebidas: elija aquellas que sean naturales, preferiblemente preparadas en casa, y con bajo contenido de azúcar.

Actividad: permita que sus hijos realicen ejercicio físico y recreativo diariamente, de ese modo fortalecerán habilidades motoras, así como su ingenio, lógica y creatividad.

Tiempo libre: limite el tiempo frente al televisor y dispositivos electrónicos e incentive actividades manuales y la lectura.

Sueño: los infantes deben acostarse máximo a las 8:30 p.m., ya que mientras duermes se recuperan y se realizan varias funciones cerebrales.

FUENTE EL COLOMBIANO

Se ha cerrado los comentarios

Share This