Sep 22, 2014

Enviado por

Así caerán las etapas 1, 2, 3 y 4 del edificio Space

Con la demolición, este martes a las 9:00 a.m., la estructura se desplomará en 6 segundos y generará una nube de polvo que se dispersará en 7 minutos.
  Diez empleados de la empresa Atila son los únicos que participarán mañana, a las 9:00 a.m., en la demolición con la que caerán las etapas 1, 2, 3 y 4 de Space, el edificio cuya etapa 6 se desplomó el 12 de octubre de 2013, mató a 12 personas y dejó decenas de afectados.

En estas últimas horas antes de la operación el personal inyecta el explosivo indugel en las 1.200 perforaciones que la firma hizo en la edificación para este procedimiento.

La preparación de la estructura empezó hace 20 días con las perforaciones y ahora los operarios cubren con un geotextil las paredes que quedan con explosivos para evitar que el concreto salga disparado y afecte a los vecinos.

Rogelio Gómez Escobar, gerente de Atila, aseguró que la demolición por explosión controlada es un procedimiento seguro, que no generará sismicidad ni dañará redes de servicios públicos ni vidrios de edificaciones del sector.

Faltando cinco minutos, dos minutos y un segundo para las 9:00 a.m. sonará una sirena, pero Gómez es enfático en explicar que la escucharán solo quienes trabajan en la operación. La aclaración se debe a que el pasado 27 de febrero, cuando la misma empresa demolió la etapa 5 de Space, periodistas y ciudadanos en general dijimos no haberla escuchado.

Usarán 200 kilos de indugel, cordón detonante y detonadores exel. Gómez señaló que el ruido de la explosión rondará los 110 decibeles, lo que, anotó, resiste el ser humano sin problema.

El edificio caerá en seis segundos y se formará una nube de polvo que se dispersará en siete minutos. En esta tarea será fundamental el agua que suministrarán tres máquinas de bomberos. Y si llueve al momento de la demolición, mejor, dijo Gómez, pues esto ayudará a dispersar el polvo. El explosivo no se afecta con la lluvia.

Lo que sí podría cambiar la hora programada es la aparición de vientos fuertes, puesto que, con ellos, el polvo se iría para viviendas vecinas y no es esto lo que quieren las autoridades.

El gerente de Atila argumentó que la demolición de la etapa 5 no se hizo a las 9:00 a.m., como se tenía prevista, sino minutos antes, a las 8:52, porque a esta hora empezó a ventear y, como estaba todo listo, decidieron adelantarla.

Serán 20 explosiones
Rogelio Gómez explicó que aunque el ser humano percibe una sola explosión, serán 20 las que tumbarán el edificio. No se diferencian porque se hacen con microrretardos de milésimas de segundos.

Primero explotará la parte frontal, que da hacia la transversal Superior. Gómez detalló que la zona trasera va después, de modo que el edificio caiga hacia adelante, en el foso de la piscina, y no afecte a la urbanización Olivares, que está detrás de Space.

La comunidad no notará estas particularidades sino que solo verá que la edificación se desmorona.

De la estructura quedarán la portería y el bloquecito pequeño que está junto a ella, al lado de la etapa 1. El resto, 10.300 metros cuadrados construidos, se convertirá en 30.000 metros cúbicos de escombros que serán recogidos en mes y medio por otra firma contratada por la Alcaldía de Medellín. Para dar una idea, la etapa 4 tiene 24 pisos, contando tres sótanos.

Carlos Alberto Gil Valencia, director del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres (Dagrd), indicó que el Municipio contrató con terceros la elaboración del plan ambiental, la demolición y la recolección de escombros por cerca de 1.600 millones de pesos.

Según han dicho las autoridades, la Alcaldía le cobraría estos trabajos a CDO, constructora de Space.

Santiago Uribe, vocero de los afectados del complejo residencial, expresó que mañana habrá “sentimientos encontrados de tristeza y desolación. Muchas familias no han podido establecer un nuevo proyecto de vida”. Entretanto, Carlos Ruiz García, otro líder de los afectados, comentó que la demolición es parte del proceso de cierre de la tragedia. “Estamos mirando la posibilidad de ir juntos a presenciarla”, anotó.

Medidas preventivas
Buscando que todo salga bien en la demolición, las autoridades prepararon un plan preventivo que señala que mañana, a las 8:00 a.m., deberán estar evacuados los edificios Altos del Poblado e Interclub y algunas casas de las urbanizaciones Olivares y Santa Catalina de Aragón, debido a que están en la zona inmediata de influencia.

Carlos Gil dijo que en estas unidades serán interrumpidos los servicios de gas y de energía eléctrica en la jornada, de 8:00 a.m. a 10:00 a.m.

El sector estará cerrado en 100 metros a la redonda de Space para evitar que curiosos se acerquen y se pongan en riesgo y habrá siete ambulancias cerca para atender contingencias.

Carlos Alberto Marín Marín, subsecretario de Seguridad Vial, informó que, desde las 7:30 a.m., estarán cerradas la transversal Superior, entre la calle 10 y Las Palmas, y la carrera 24C, entre Las Palmas y la entrada de Space. Estimó que se abrirían a las 10:00 a.m., pero ello depende de la instrucción del Dagrd.

Diego Restrepo Isaza, gerente de Vivienda Segura, afirmó que hay dos pólizas en caso de que algo salga mal en la demolición: una de Atila y otra de la Alcaldía.

En los 100 metros a la redonda de Space se hicieron actas de vecindad para verificar el estado de las residencias antes y después de la demolición.

Carlos Mario Montoya Serna, director del Área Metropolitana, dijo que desde hace varios días se aprobó el plan ambiental, en el que se destinaron espacios para residuos, se inventarió la fauna del sector y se dispusieron acciones para protegerla, así como la flora.

Se ha cerrado los comentarios

Share This