Oct 6, 2015

Enviado por

América Latina sigue siendo la más desigual

América Latina sigue siendo la más desigual

La brecha entre los más ricos y los que menos tienen es hoy más escandalosa que nunca. El 10 por ciento más pobre de América Latina tiene niveles tan bajos de ingreso, que en 2013 apenas alcanzaba un pírrico 1.3 por ciento del total regional. Entre tanto, el 10 por ciento con ingresos más altos de América Latina se queda con el 37 por ciento.

Los datos, suministrados por la ong Oxfam en su último informe, se tornan aún más extremos cuando se revisa la riqueza y el patrimonio. En el informe llamado “Privilegios que niegan derechos” consta que en 2014 el 10 por ciento más rico de la región acumulaba el 71 por ciento de la riqueza y del patrimonio.

La concentración fue tan radical que, en ese mismo año, el 70 por ciento de la población más pobre apenas logró acumular el 10 por ciento de la riqueza. Lo peor, coinciden los académicos, es que esta tendencia no se reduce.

Para la muestra están los multimillonarios latinoamericanos, cuya fortuna del año 2002 al 2015 se incrementó al ritmo de un 21 por ciento promedio anual, un crecimiento seis veces superior al del PIB de la región completa -que fue de un 3.5 por ciento anual- y un 6 por ciento más alto que el crecimiento de la riqueza del resto del mundo. Es decir: una gran parte del crecimiento económico está siendo capturado por los más ricos, lo que ahonda dramáticamente las brechas de desigualdad.

“Eso significa que gran parte del crecimiento de la región es capturado por muy pocas personas, y eso es malo para todos, incluso para las personas más ricas, porque sus empresas no podrán vender más”, dijo a Efe la economista y coordinadora del reporte, Rosa Cañete.

El análisis de la ONG reveló además que los latinoamericanos que poseen al menos treinta millones de dólares tienen un ingreso per cápita que es 4.800 veces superior a los ingresos del quinto inferior de la población.

Esta diferencia es de 16.460 veces en Honduras y de 12.197 en Nicaragua, mientras que los países con menor diferencia son Venezuela con 1.012 veces y Uruguay con 1.018 veces.

Cañete indicó que Latinoamérica continúa siendo la región con mayor desigualdad del planeta, a pesar de que redujo su población bajo el umbral de pobreza del 44 al 28 por ciento en la década comprendida entre 2002 y 2012.

El informe indicó que más de la cuarta parte de la población latinoamericana (165 millones) seguía siendo pobre en 2013, con 69 millones en condiciones de indigencia, y alertó que las brechas pueden incrementarse si no se aplican políticas de empleo y fiscales ante la desaceleración de la región.

FUENTE EL COLOMBIANO

Se ha cerrado los comentarios

Share This