Feb 13, 2015

Enviado por

ALERTA…NEFASTA PROPUESTA DE PLAN DE DESARROLLO 2014-2018

ALERTA…NEFASTA PROPUESTA DE PLAN DE DESARROLLO 2014-2018
Esta noche informe especial 
Sinitonice por internet nuestra emisora virtual: 
 www.educacionaldia.com.co 
PROGRAMA EDUCACIÓN AL DÍA

Emitidos por Emisora Claridad 1020 AM en el dial

 

 

INFORME DEL FISCAL DE ADIDA –OMAR ARANGO JIMÉNEZ

NO MÁS DE SEIS HORAS DE PERMANENCIA EN LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS 
https://www.youtube.com/watch?v=QOG3scEWBW8&feature=youtu.be

……………………………………………………………………………………………………..

NOCIVO PLAN DE DESARROLLO

Por NELSON ALARCÓN- Ejecutivo de FECODE

El Plan Nacional de Desarrollo 2014 – 2018 “Juntos por un nuevo país”, que acaba de ser aprobado por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) y que inicia debate ante el Congreso de la República, contempla una inversión cercana a los $ 700 Billones de pesos durante los próximos cuatro años, incluida la caída Fiscal en los precios del petróleo.

El Documento de catorce capítulos con más de 200 artículos, en su mayoría está regido por las recomendaciones y postulados que entregó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) al Presidente Juan Manuel Santos.

Precisamente en el ingreso al “club de los países ricos” como prioridad del Gobierno, donde se enmarca el ideario que ordena “redoblar los esfuerzos” para estar acorde con las buenas prácticas de estas naciones, asumiendo quizás un estilo de vida que no nos corresponde, o al cual se podría llevar por otras vías. La coyuntura económica impone una realidad innegable y la perentoria búsqueda de recursos necesarios para financiar el Metro de Bogotá, el censo de población 2016, la cobertura Universal en Educación media y la Jornada Única de Educación, o resguardarnos del desplome en las cotizaciones del crudo que genera un faltante de 15 Billones de pesos en el próximo periodo fiscal.

Lo lógico es presumir, ante la evidencia y tradición, que Colombia se volcará hacia la Banca Multilateral, a fin de cubrir con crédito interno y externo el déficit que se avecina, endeudando a niveles peligrosos las futuras generaciones. Cada colombiano o colombiana que nace adquiere una deuda a través del Estado de $12.3 millones, más intereses.

Los postulados del “manifiesto de la OCDE” relacionados con una reforma tributaria para subir el IVA al 19%, imponer un gravamen a los dividendos o eliminar algunas exenciones en el impuesto a la renta personal, nos ponen al límite de lo que no podemos.

La modificación del sistema pensional, que incluye el reducir la pensión mínima a menos de un salario mínimo, subir los años de salario sobre los cuales se calcula el valor de la mesada pensional, equiparar la edad de jubilación de la mujer con la del hombre, en 62 años, aumentar la edad general de retiro, igualar los dos planes actuales – público-privado – porque “el público es demasiado generoso”, eliminar algunos regímenes especiales, mantener el incremento del salario mínimo cercano a la inflación, y a mediano plazo diferenciar el salario mínimo por edades.

Éstos son apartes del perverso Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, espero contribuya al análisis y discusión

LA EDUCACIÓN PÚBLICA EN EL PLAN DE DESARROLLO DE SANTOS

SOMETIDA A LA FARSA Y AL DESPOJO

Tomado de Tribuna Magisterial

Bastaría señalar la siguiente incoherencia: en las Bases del Plan de Desarrollo Santos le dijo con entusiasmo a los colombianos que la inversión del gobierno central en su segundo cuatrienio sería, para educación, de 50 billones. Y unos pocos días después, en el proyecto de ley que presenta al congreso, la reduce a 30 billones ¿Podemos creer en la seriedad del gobierno cuando en un pestañazo se baja en 20 billones?

Si eso no fuera suficiente para dudar de las cifras con que el gobierno sustenta su plan educativo para “cerrar brechas en acceso y calidad al sistema educativo, acercando al país a altos estándares internacionales” veamos otros guarismos: que las entidades territoriales van a aportar 21 billones cuando en el primer Plan de Desarrollo de Santos se presupuestaron 8,4 billones. Y eso que en aquella época las regalías eran de los entes territoriales productores y el 30% de ellas debían invertirse obligatoriamente en educación. Pero después el mismo Santos cambió la ley para, además de quitarle las regalías a las regiones productoras, despojar a la educación pública.

Ilusos seríamos los colombianos si no tomáramos atenta nota de la crisis de la economía nacional originada por la política de Apertura Económica, refinada con los TLC y potenciada con las maniobras norteamericanas para bajar los precios del petróleo en medio de la recesión mundial. Pretende Santos que creamos que los gobiernos central y territoriales van a triplicar sus inversiones en educación cuando se cubre de privilegios al capital financiero y las multinacionales en medio de una abrupta caída de los ingresos estatales por impuestos y regalías, de las exportaciones del país, de aumento de la deuda externa y cuando se amenaza con otra reforma tributaria para cubrir un nuevo hueco fiscal y no para inversiones educativas.

Santos proclamó en todos los tonos que Colombia para el 2025 sería “la más educada”. Pues bien, en el Proyecto de Plan de Desarrollo establece que la educación media y la Jornada única serán obligatorias para el 2030 ¿no es esto una farsa, decir una cosa hoy y mañana otra, sin ningún análisis que lo justifique?

Si no hay claridad en la financiación de la educación ni de las 50 mil aulas prometidas, mucho menos en la de la infraestructura total necesaria, que no se reduce simplemente a ese número de aulas ni simplemente a aulas. Por lo pronto, en el presupuesto de 2015, los recursos para infraestructura son muy escasos. Y hay que recordar que el problema no se reduce a construir aulas nuevas: la mayoría de los 12.845 establecimientos educativos públicos con que cuenta el país tienen serios problemas.

La miseria de la política neoliberal de Santos queda también al desnudo cuando se conocen los contratos de alimentación para la Jornada Única: $1.250 por almuerzo, de lo cual se deben descontar los impuestos y las ganancias del contratista, entre otras arandelas ¿Puede creer Colombia que con $600 o $700 se le puede dar almuerzo a un estudiante?

El Plan de Desarrollo deroga la ley general de educación en lo atinente a la educación preescolar al reducir los grados de prejardín, jardín y transición al solo grado de transición para los niños entre los 5 y 6 años. Y la educación inicial de 1 a 5 años contará con “la familia como actor central”. De modo que la consigna del Plan de Desarrollo de “la educación como el más poderoso instrumento de igualdad social” es, en realidad, una cortina de humo para golpear la educación quitándole la obligación al Estado para que la asuman los ciudadanos.

Ante semejante arremetida encubierta en discursos almibarados y toda suerte de falsedades los maestros debemos cerrar filas en torno a las banderas de lucha levantadas en el pliego de peticiones. Todos el 26 de febrero a la movilización. Todos a enfrentarnos a la política de Santos.

 

NO OLVIDE ESCRIBIRME ….eeducacionaldia.todelar@gmail.com,
 

REALIZADORES DEL PROGRAMA EDUCACION AL DIA

Guillermo Aristizabal Osas- Docente 1278

Jaqueline Rodríguez- Docente 1278

Víctor Higuita – Docente 1278

Sócrates Pérez- Docente 1278 

Contactos:
ADIDA – Cll 57 42 – 70. Oficina 509

Tel: 229 10 08 – 229 10 09

Cel.: 310 442 47 75

E-mail: omararango@une.net.co – fiscaliaadida09@gmail.com – educacionaldia.todelar@gmail.com

Esta noche informe especial
Sinitonice por internet nuestra emisora virtual:
www.educacionaldia.com.co
PROGRAMA EDUCACIÓN AL DÍA
Emitidos por Emisora Claridad 1020 AM en el dial

INFORME DEL FISCAL DE ADIDA –OMAR ARANGO JIMÉNEZ

NO MÁS DE SEIS HORAS DE PERMANENCIA EN LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS
https://www.youtube.com/watch?v=QOG3scEWBW8&feature=youtu.be
……………………………………………………………………………………………………..
NOCIVO PLAN DE DESARROLLO
Por NELSON ALARCÓN- Ejecutivo de FECODE
El Plan Nacional de Desarrollo 2014 – 2018 “Juntos por un nuevo país”, que acaba de ser aprobado por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) y que inicia debate ante el Congreso de la República, contempla una inversión cercana a los $ 700 Billones de pesos durante los próximos cuatro años, incluida la caída Fiscal en los precios del petróleo.
El Documento de catorce capítulos con más de 200 artículos, en su mayoría está regido por las recomendaciones y postulados que entregó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) al Presidente Juan Manuel Santos.
Precisamente en el ingreso al “club de los países ricos” como prioridad del Gobierno, donde se enmarca el ideario que ordena “redoblar los esfuerzos” para estar acorde con las buenas prácticas de estas naciones, asumiendo quizás un estilo de vida que no nos corresponde, o al cual se podría llevar por otras vías. La coyuntura económica impone una realidad innegable y la perentoria búsqueda de recursos necesarios para financiar el Metro de Bogotá, el censo de población 2016, la cobertura Universal en Educación media y la Jornada Única de Educación, o resguardarnos del desplome en las cotizaciones del crudo que genera un faltante de 15 Billones de pesos en el próximo periodo fiscal.
Lo lógico es presumir, ante la evidencia y tradición, que Colombia se volcará hacia la Banca Multilateral, a fin de cubrir con crédito interno y externo el déficit que se avecina, endeudando a niveles peligrosos las futuras generaciones. Cada colombiano o colombiana que nace adquiere una deuda a través del Estado de $12.3 millones, más intereses.
Los postulados del “manifiesto de la OCDE” relacionados con una reforma tributaria para subir el IVA al 19%, imponer un gravamen a los dividendos o eliminar algunas exenciones en el impuesto a la renta personal, nos ponen al límite de lo que no podemos.
La modificación del sistema pensional, que incluye el reducir la pensión mínima a menos de un salario mínimo, subir los años de salario sobre los cuales se calcula el valor de la mesada pensional, equiparar la edad de jubilación de la mujer con la del hombre, en 62 años, aumentar la edad general de retiro, igualar los dos planes actuales – público-privado – porque “el público es demasiado generoso”, eliminar algunos regímenes especiales, mantener el incremento del salario mínimo cercano a la inflación, y a mediano plazo diferenciar el salario mínimo por edades.
Éstos son apartes del perverso Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, espero contribuya al análisis y discusión
LA EDUCACIÓN PÚBLICA EN EL PLAN DE DESARROLLO DE SANTOS
SOMETIDA A LA FARSA Y AL DESPOJO
Tomado de Tribuna Magisterial
Bastaría señalar la siguiente incoherencia: en las Bases del Plan de Desarrollo Santos le dijo con entusiasmo a los colombianos que la inversión del gobierno central en su segundo cuatrienio sería, para educación, de 50 billones. Y unos pocos días después, en el proyecto de ley que presenta al congreso, la reduce a 30 billones ¿Podemos creer en la seriedad del gobierno cuando en un pestañazo se baja en 20 billones?
Si eso no fuera suficiente para dudar de las cifras con que el gobierno sustenta su plan educativo para “cerrar brechas en acceso y calidad al sistema educativo, acercando al país a altos estándares internacionales” veamos otros guarismos: que las entidades territoriales van a aportar 21 billones cuando en el primer Plan de Desarrollo de Santos se presupuestaron 8,4 billones. Y eso que en aquella época las regalías eran de los entes territoriales productores y el 30% de ellas debían invertirse obligatoriamente en educación. Pero después el mismo Santos cambió la ley para, además de quitarle las regalías a las regiones productoras, despojar a la educación pública.
Ilusos seríamos los colombianos si no tomáramos atenta nota de la crisis de la economía nacional originada por la política de Apertura Económica, refinada con los TLC y potenciada con las maniobras norteamericanas para bajar los precios del petróleo en medio de la recesión mundial. Pretende Santos que creamos que los gobiernos central y territoriales van a triplicar sus inversiones en educación cuando se cubre de privilegios al capital financiero y las multinacionales en medio de una abrupta caída de los ingresos estatales por impuestos y regalías, de las exportaciones del país, de aumento de la deuda externa y cuando se amenaza con otra reforma tributaria para cubrir un nuevo hueco fiscal y no para inversiones educativas.
Santos proclamó en todos los tonos que Colombia para el 2025 sería “la más educada”. Pues bien, en el Proyecto de Plan de Desarrollo establece que la educación media y la Jornada única serán obligatorias para el 2030 ¿no es esto una farsa, decir una cosa hoy y mañana otra, sin ningún análisis que lo justifique?
Si no hay claridad en la financiación de la educación ni de las 50 mil aulas prometidas, mucho menos en la de la infraestructura total necesaria, que no se reduce simplemente a ese número de aulas ni simplemente a aulas. Por lo pronto, en el presupuesto de 2015, los recursos para infraestructura son muy escasos. Y hay que recordar que el problema no se reduce a construir aulas nuevas: la mayoría de los 12.845 establecimientos educativos públicos con que cuenta el país tienen serios problemas.
La miseria de la política neoliberal de Santos queda también al desnudo cuando se conocen los contratos de alimentación para la Jornada Única: $1.250 por almuerzo, de lo cual se deben descontar los impuestos y las ganancias del contratista, entre otras arandelas ¿Puede creer Colombia que con $600 o $700 se le puede dar almuerzo a un estudiante?
El Plan de Desarrollo deroga la ley general de educación en lo atinente a la educación preescolar al reducir los grados de prejardín, jardín y transición al solo grado de transición para los niños entre los 5 y 6 años. Y la educación inicial de 1 a 5 años contará con “la familia como actor central”. De modo que la consigna del Plan de Desarrollo de “la educación como el más poderoso instrumento de igualdad social” es, en realidad, una cortina de humo para golpear la educación quitándole la obligación al Estado para que la asuman los ciudadanos.
Ante semejante arremetida encubierta en discursos almibarados y toda suerte de falsedades los maestros debemos cerrar filas en torno a las banderas de lucha levantadas en el pliego de peticiones. Todos el 26 de febrero a la movilización. Todos a enfrentarnos a la política de Santos.
NO OLVIDE ESCRIBIRME ….eeducacionaldia.todelar@gmail.com,
REALIZADORES DEL PROGRAMA EDUCACION AL DIA
Guillermo Aristizabal Osas- Docente 1278
Jaqueline Rodríguez- Docente 1278
Víctor Higuita – Docente 1278
Sócrates Pérez- Docente 1278
Contactos:

ADIDA – Cll 57 42 – 70. Oficina 509
Tel: 229 10 08 – 229 10 09
Cel.: 310 442 47 75
E-mail: omararango@une.net.co – fiscaliaadida09@gmail.com – educacionaldia.todelar@gmail.com

Se ha cerrado los comentarios

Share This