670 buses menos alivian el tráfico y mejoran el aire

Autoridades destacan logro del plan de racionalización. Analistas piden crecerlo. “Los particulares son los que congestionan y contaminan”: buseros.

Uno de los logros que las autoridades vienen señalando como factor de mejoramiento de la movilidad y de la calidad del aire tiene relación con que 670 buses han dejado de circular en Medellín, tras la puesta en operación de las rutas alimentadoras 3 (en Belén) y 6 (en Aranjuez).

A la cifra se le añadirán 380 buses que pararán cuando entre en servicio el Tranvía de Ayacucho el próximo año, según lo señala el secretario de Movilidad, Ómar Hoyos.

En su opinión, la racionalización de buses le resta presión al tráfico vehicular y redunda en la calidad del aire.

Pero el reporte contrasta con la opinión de Óscar Mesa, profesor e investigador de la Universidad Nacional, quien si bien destaca el esfuerzo en racionalización, observa que faltan más vehículos para mejorar la calidad del aire.

“Se requiere un programa de reposición de buses más agresivo. Aunque Ecopetrol mejoró el combustible, gran parte de los buses son viejos”, insiste Mesa.

Ana Milena Joya, secretaria de Medio Ambiente de Medellín, coincide con su colega de gabineteÓmar Hoyos, en que esta racionalización de buses ayuda a impactar positivamente la calidad del aire y que implica menos ruido.

“Sabemos que las fuentes móviles son las que más inciden en el aire y sacar buses con tecnologías que contaminaban es un aporte a una mejor calidad del aire”, señala.

Impacto relativo
Juan Gonzalo Merino, presidente de la Asociación de Transporte Colectivo del Valle de Aburrá (Asotransvaa), no lo convencen del todo estos argumentos. Sostiene que al salir 670 vehículos de circulación quedan alrededor de 3.900 entre buses y microbuses en Medellín, que son menos del 1 por ciento del parque automotor de la ciudad.

En el último informe de Medellín Cómo Vamos sobre calidad de vida cita que, a 2013, son 593.559 carros y 588.258 motos en el área metropolitana.

“No es cierto que la salida de los buses mejore la movilidad porque los que más congestionan y contaminan son los carros particulares y las motos”, dice Merino, quien de paso reitera que ha sido irregular la racionalización y que aún hay propietarios de buses a quienes les deben. Advirtió sobre el crecimiento de la informalidad en el transporte.

El profesor Óscar Mesa señala que como ciudadanos nos hemos adormecido y que “debemos exigir a nuestros dirigentes mejorar la salubridad”.

Medellín Cómo Vamos señala que en 2013 hubo avances en las estaciones que miden la calidad del aire afectada por el tráfico vehicular y que a pesar de ser la fuente de contaminación más importante, la ciudad parece ir por mejor camino en las emisiones de material particulado.

Share This