dic 27, 2017

Enviado por

Área Metropolitana, con el reto de mejorar el aire y la movilidad.

Área Metropolitana, con el reto de mejorar el aire y la movilidad.

Estructurar el Plan Integral de Gestión de Calidad del Aire (Pigeca), implementar la movilidad sostenible, iniciar la construcción de 38 macrocolegios y ejecutar el Plan Quebradas, figuran entre los grandes logros del Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva) en este 2017.

En los 10 hechos en los que la entidad logró avances significativos, el director,Eugenio Prieto, también destaca el diagnóstico del Plan Estratégico Metropolitano de Ordenamiento Territorial (Pemot); la visibilización y adjudicación de proyectos metropolitanos de infraestructura vial y movilidad ecológica; la implementación del Plan Siembra Aburrá; el acuerdo piloto de cargue y descargue; y la protección de la fauna silvestre.

Aunque Prieto elogia la voluntad política y articulación de los 10 alcaldes de la región para, “avanzar en un plan de gestión que busca metas y objetivos de desarrollo sostenible”, hay voces autorizadas que exigen más acción en algunos temas y piden corregir el rumbo en otros.

El consultor en temas ambientales y exdirector del Ideam, Ricardo Lozano,advierte que el Amva está llamada a liderar la aplicación de la Resolución 2254 de 2017, que fija las normas de calidad del aire en el país.

“Es importante que el Área lo entienda de esa manera y se prepare para ese proceso de implementación”, señala. Recuerda que se necesitarán más campañas educativas, mejorar la tecnología e involucrar a más actores en la tarea de mejorar el aire de la región.

El Pigeca, en marcha

El Amva indica que el Pigeca está en etapa de revisión y aprobación por parte de la Junta Metropolitana, integrada por los diez alcaldes y cuya cabeza es el mandatario de Medellín, Federico Gutiérrez.

Esta herramienta de planificación tiene entre sus metas fortalecer el Siata y la red de monitoreo de calidad del aire, tal como lo sugieren Lozano y los defensores del medio ambiente.

“El Pigeca permitirá la ejecución de programas y proyectos de corto, mediano y largo plazo para mejorar la calidad del aire en la región”, señala Prieto en su informe.

Asociado al anterior está el Pemot, que consiste en un ejercicio de planificación del territorio enfocado en la sostenibilidad, que busca armonizar el desarrollo de los 10 municipios de la subregión.

Infraestructura vial

Uno de los grandes logros del Amva es poner en marcha obras de impacto vial, como la Conexión Ecológica y Vial Distribuidora Sur (entre Sabaneta y La Ayurá), los intercambios viales de La Ayurá y de Pilsen y el Desarrollo Vial Regional Oriental Norte (entre Moravia y Zamora), que están en etapa de diseño y se espera la adjudicación e inicio de obras para el primer semestre del 2018.

En la misma línea de movilidad, pero en la que apunta a la sostenibilidad, está el inició de la construcción 120 kilómetros de ciclovías, que incluyen andenes ecológicos y espacios para parqueaderos de bicicletas. La ruta unirá al Valle de Aburrá de norte a sur. Esta semana se adjudica la licitación del corredor verde La Picacha.

El programa Encicla llegó a los 58 mil usuarios, con 1.100 bicicletas, 53 estaciones y una cobertura de 21 km2. Para 2019 la meta es llegar a los 10 municipios con 150 estaciones.

Pese a los avances, Rodrigo Salazar Pineda, investigador e ingeniero experto en movilidad, advierte que “el Amva no ha hecho nada para impedir que se ahorque el sistema ferroviario en Parques del Río y en 30 años se pagarán las consecuencias, cuando la movilidad sea imposible”.

Salazar Pineda explica que hace 50 años, los planificadores de la ciudad reservaron una franja de 18 metros a cada lado del río para un corredor ferroviario destinado a la operación de trenes expresos y semiexpresos, pero esa franja se ha reducido y si no se corrige a tiempo, el Valle de Aburrá colapsará en menos de 30 años.

“El Amva, que es la planificadora del transporte metropolitano, no tiene nada estructurado para el corredor del río y en sus planes de movilidad no habla de trenes suburbanos con paraderos a lo largo del río”, lo que constituye -según el crítico- un error en su función de articular la movilidad limpia y eficiente de la subregión metropolitana.

Otros avances

Además de lo anterior, el Amva también destinó $50 mil millones para la construcción y mejoramiento de 38 macrocolegios en los 10 municipios. Incluye 11 en Bello, 2 en Barbosa, 1 en Caldas, 2 en Girardota, 1 en Copacabana, 9 en Itagüí, 1 en La Estrella, 3 en Envigado, 6 en Medellín y 2 en Sabaneta.

Además, puso en marcha el plan de saneamiento de 19 quebradas, ha sembrado 400 mil árboles de una meta de 1 millón a 2019 y adelanta un diagnóstico de la movilidad de la carga en el Aburrá.

FUENTE EL COLOMBIANO.

Se ha cerrado los comentarios

Share This