ago 9, 2017

Enviado por

¿Quiénes y cómo se hacen los ranquin universitarios?

¿Quiénes y cómo se hacen los ranquin universitarios?

Cada año se publican escalafones que, al medir el nivel de investigación, publicaciones científicas, o reputación internacional de las instituciones , clasifican las mejores universidades del mundo y, a veces, entre uno y otro ranquin, varían las posiciones.

La Universidad de Antioquia (U. de A.), por ejemplo, es la quinta del país en el ranquin Quacquarelli Symonds (QS) 2017, pero en el Scimago es tercera, y en el de Times Higher Education (THE) está en la segunda posición (ver recuadro en la siguiente página).

Los centros de educación superior no son medidos por una sola empresa sino por varias y cada una de estas se concentra en diferentes aspectos para definir sus listas.

Según directivos de las principales universidades antioqueñas, escalafones como los de QS, THE, Scimago y Sapiens, gozan de mayor credibilidad frente a otros centros de medición. EL COLOMBIANO tomó estos escalafones como referencia para explicar sus diferencias e indagar si estos influyen o no en la calidad educativa.

¿Cómo funcionan?

Las firmas que clasifican a las universidades son, en su mayoría, de otros países. En Colombia se destaca Sapiens Research Group, inscrita en el Observatorio de Rankings y Excelencia Académica Ireg.

Los escalafones no usan exclusivamente el criterio del nivel investigativo de las instituciones sino que recolectan información gubernamental y, para medir la reputación, elaboran encuestas, según explica Alberto Jaramillo, director de Planeación de la Universidad Eafit.

Las bases de datos en las que las instituciones de educación superior indexan sus publicaciones científicas y sus proyectos son el Intellectual Property & Science (IP&S) de Thomson Reuters y Scopus. De estos bancos se nutren las firmas para recolectar la información.

Luego, cada firma le asigna un porcentaje de importancia a criterios como artículos publicados, cantidad de posgrados ofertados, internacionalización, impacto en la sociedad o reputación entre la comunidad de científicos y académicos del mundo, y se le da un puntaje a cada institución.

En el caso de Sapiens, la publicación de los ranquin de universidades se llama U-Sapiens, se hace cada seis meses, y solo enlista universidades colombianas.

“Nos apoyamos mucho en la información que entrega Colciencias, por eso para los rectores es más fácil verificar los datos de nuestro ranquin que aquellos elaborados en otros países”, explicó Carlos Roberto Peña, director de Sapiens Research Group.

En esta clasificación, los claustros se diferencian por su ubicación, de tal manera que la Universidad Nacional o la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) pueden aparecer en varias posiciones porque no clasifican integralmente sino por sedes (ver tabla 1).

Diferencia de criterios

Que un ranquin asigne mayor porcentaje a la investigación que otro, o que tenga en cuenta la visibilidad de las páginas web de los claustros, tiene mucho que ver con que una universidad aparezca en una u otra posición.

Por ejemplo, en el escalafón de QS, que le da mayor puntaje a la reputación que a la investigación, solo aparece dentro de las universidades antioqueñas la U. de A., en quinto lugar, cuando, por lo general, no baja del podio en la mayoría de los ranquin.

Por el contrario, en los publicados por Scimago y THE, que privilegian la investigación, la U. de A., UPB y Eafit registran mejores puntajes.

“Tenemos como referente al ranquin THE, que mide ingresos provenientes del sector privado, lo que permite valorizar el impacto de nuestros conocimientos”, señaló Jackson Reina, director de Investigación de UPB.

Para Camilo Andrés Morales, asistente de la Vicerrectoría de Docencia de la U. de A., aunque el claustro siempre aparece en las primeras posiciones, es importante fijarse en la metodología de cada firma y leer los resultados cuidadosamente, sin darle mayor relevancia a aparecer más arriba o más abajo en algún escalafón.

Otro de los factores que tiene que ver con que las universidades asciendan o que en ocasiones ni aparezcan, es el tiempo de la investigación.

“Un estudio o proyecto se puede demorar hasta dos años en dar resultados y ser publicado, entonces puede que la clasificación de una universidad cambie de un año a otro. Todas las instituciones son muy dinámicas”, comentó Alberto Jaramillo.

Agregó que habrá claustros que siempre salgan primeros en el país, inclusive que destaquen en Latinoamérica, porque tienen consolidadas sus unidades de investigación y cuentan con un amplio cuerpo de profesores con estudios de posgrado.

“Por eso es que las universidades estadounidenses siempre aparecen de primeras en los escalafones. No porque trabajen para encabezarlas, sino porque tienen una estructura académica de calidad consolidada”, afirmó Jaramillo.

Utilidad de los ranquin

Los directivos de las universidades consultadas por EL COLOMBIANO coinciden en que los resultados de estos estudios son tomados como información adicional, pero no son determinantes en las decisiones internas de cada claustro.

“Son herramientas para saber cómo ven desde afuera a UPB, cómo se está desarrollando la formación en investigación en pro de la comunidad. Pero no trabajamos para lograr posicionamiento en un determinado ranquin”, manifestóJackson Reina.

Camilo Andrés Morales dijo que en la U. de A. los escalafones son vistos como termómetros que miden las actividades que realizan al interior de la institución.

“Sirven para revisar algunos asuntos en los cuales podemos mejorar, pero siempre comparados con los indicadores internos que tiene la universidad”, apuntó.

En la Universidad de Medellín, los escalafones son vistos como una oportunidad de visibilidad de la imagen y reputación de la marca, según Luz Doris Bolívar, vicerrectora académica de la institución.

“No porque la educación superior deba venderse como un producto, sino porque los indicadores que involucran los escalafones son una apuesta a la alta calidad académica. Cuando un lector desprevenido se los encuentra, puede conocer mejor a la institución”, aseveró Bolívar.

Carlos Roberto Peña manifestó que desde el primer ranquin publicado por Sapiens Research Group, hace seis años, muchas universidades tratan de posicionarse mejor en estas publicaciones, lo cual repercute en la calidad de la educación universitaria.

“Hay instituciones que aumentaron sus grupos de investigación categorizados en Colciencias. Antioquia y Bogotá son las regiones donde más ha crecido la investigación y la innovación en el territorio nacional”, observó Peña.

FUENTE EL COLOMBIANO.

Dejar una respuesta

Share This