abr 4, 2017

Enviado por

OEA afirma que en Venezuela se alteró el orden.

OEA afirma que en Venezuela se alteró el orden.

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó en la tarde de ayer, y por mayoría, una declaración que afirma que en Venezuela hay una “grave alteración inconstitucional del orden democrático”, a la vez que exige al Gobierno de Nicolás Maduro que restaure “la plena autoridad” de la Asamblea Nacional.

El anterior es el llamado más contundente que ha hecho el organismo contra ese Gobierno, y además incorpora la posibilidad de, “en la medida que sea necesario”, emprender “gestiones diplomáticas adicionales para fomentar la normalización de la institucionalidad democrática”, “incluyendo la convocatoria de una reunión a nivel ministerial”.

Si bien la OEA en su declaración no especificó que con ésta activaba la Carta Democrática, un documento creado por el organismo en 2001 y que en su artículo 20 determina “mecanismos graduales” para intervenir en un Estado miembro, en caso de “una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”, el embajador colombiano ante el organismo, Andrés González, confirmó al término de la reunión que el pronunciamiento sí implicaba la activación.

En eso coincide Emilio Nouel, abogado que asesora a la oposición venezolana en asuntos internacionales. Según explica, esta aprobación conducía a que ahora se inicie un proceso mediante el cual se designará algún grupo de países o embajadores para iniciar conversaciones con Maduro, y así avanzar en gestiones que permitan establecer un calendario electoral, liberar a los presos políticos y aceptar la legitimidad de la Asamblea Nacional.

“El artículo 20 implica gestiones diplomáticas para que el Gobierno de Venezuela entre en razón. Esto es visto en política internacional como un mecanismo muy fuerte de presión, que aísla y desacredita a Maduro, pero que no va más allá en cuestiones económicas”, detalla el legista.

Ahora bien, si Maduro no acepta la intervención de la OEA, como se presume, y el organismo no ve cambios en el comportamiento de Venezuela, dos escenarios son los probables, según explica Carlos Romero, politólogo e internacionalista de la Universidad Central de Venezuela.

El primero, que con el sí de dos tercios de los cancilleres se invoque el artículo 21 de la Carta Democrática, que sugiere la suspensión de un país del organismo, un hecho que solo ocurrió tras el golpe de Estado de Honduras en 2009. El otro, sería la renuncia de Venezuela a la OEA, proceso que tardaría dos años en completarse.

FUENTE EL COLOMBIANO.

Se ha cerrado los comentarios

Share This